martes, 18 septiembre 2018
Sevilla FC

A doble partido no hay quien tosa al Sevilla de Montella

El conjunto nervionense se hace hueco entre los mejores tras superar otra eliminatoria contra pronóstico. Sus números en la Copa y en la Champions hablan por sí solos

14 mar 2018 / 21:50 h - Actualizado: 15 mar 2018 / 11:40 h.
  • Vincenzo Montella, tras la victoria sobre el Manchester United en Old Trafford. / Peter Powell (Efe)
    Vincenzo Montella, tras la victoria sobre el Manchester United en Old Trafford. / Peter Powell (Efe)

El Sevilla está decidido a ser protagonista pese a los vaivenes sufridos a lo largo de la temporada. Mientras en la Liga las expectativas no se han cumplido y terminar entre los cuatro primeros parece ya algo utópico, la Copa del Rey y la Champions se han convertido en una fuente de alegrías para la afición. Y lo han hecho a base de ir avanzando y superar eliminatorias, algunas de las cuales sin la condición de favorito precisamente. Esa irregularidad que le ha atenazado a lo largo de toda la temporada no invitaba precisamente a apostar mucho por el Sevilla, pero éste, a base de tesón, coraje y orgullo, se ha empeñado en resurgir. Y de qué manera.

Que le quiten lo bailao, podría decirse. El Sevilla 2017/18 podrá presumir de disputar una nueva final. Tras superar con seriedad al Cartagena y al Cádiz, la Copa le deparó un duro duelo con el Atlético de Vitolo, Diego Costa, Kevin Gameiro y compañía, pero el equipo de Vincenzo Montella, cuando peor estaba, levantó el vuelo ganando tanto en el Wanda Metropolitano como en el Sánchez-Pizjuán.

Poco después se vio las caras con la revelación de torneo: el Leganés. Tuvo que luchar el Sevilla de nuevo pese a que en esta eliminatoria (semifinal) sí ostentaba la condición de favorito ante el modesto pero buen conjunto madrileño. Gracias su progresiva mejoría bajo la dirección del nuevo técnico, los nervionenses no fallaron y lograron el pase a la gran final, donde se verá las caras con el Barcelona.

Llegó el momento de regresar a la Liga, de apretar los dientes y luchar por el cuarto puesto. Sin embargo, los vaivenes volvieron a escena y el Sevilla, con su derrota en casa ante el Valencia el pasado sábado, dijo virtualmente adiós a esa posibilidad de clasificarse para la Champions por la vía del campeonato nacional.

La Liga de Campeones volvió justo cuando los rescoldos de esa derrota frente al conjunto de Marcelino avivaban las dudas sobre las opciones frente al Manchester United. Un equipo, el de José Mourinho, que obtuvo un empate a cero en el Sánchez-Pizjuán sin merecimiento y que aguardaba dar el zarpazo en el choque de vuelta. No fue así.

El Sevilla, en uno de sus mejores partidos de los últimos tiempos, dio la cara y ganó al todopoderoso equipo británico en Old Trafford jugando a la pelota por derecho, con calidad, ocasiones, defendiendo como titanes y, sobre todo, haciendo sentir orgullosa a su afición.

Es el Sevilla de Montella, tan capaz de caer con estrépito como de noquear a grandes rivales contra pronóstico. Con el técnico italiano lleva tres eliminatorias disputadas, en las que ha logrado cuatro victorias y dos empates, diez goles a favor y cuatro en contra. Números que en la Liga no se ven y que alimentan la ilusión del sevillismo.


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Entrevistas - Personajes por Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016