viernes, 19 abril 2019
23:55
, última actualización
Economía

50.000 millones a la banca y las cajas

Chequera para garantizar los depósitos y chequera para facilitar la concesión de créditos. El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, anunció ayer la creación de un fondo con cargo al Tesoro de 30.000 millones de euros -ampliables hasta 50.000 millones- para comprar activos de calidad de las entidades financieras y facilitar así el crédito a empresas y ciudadanos.

el 15 sep 2009 / 16:24 h.

Chequera para garantizar los depósitos y chequera para facilitar la concesión de créditos. El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, anunció ayer la creación de un fondo con cargo al Tesoro de 30.000 millones de euros -ampliables hasta 50.000 millones- para comprar activos de calidad de las entidades financieras y facilitar así el crédito a empresas y ciudadanos.

Explicó que se trata de una "medida extraordinaria, un gran préstamo temporal y lo podemos realizar porque tenemos una deuda en unos niveles muy razonables", recalcó Zapatero para señalar que esta decisión no incrementará el déficit público, pues va a cargo del Tesoro. Quiso dejar claro además que el Tesoro sólo asumirá "activos de máxima calidad", no "tóxicos", porque el objetivo no es resolver un problema de solvencia de las entidades financieras, sino facilitar la financiación de empresas y ciudadanos propiciando, así, el buen funcionamiento del mercado crediticio.

El jefe del Ejecutivo comentó que el fondo será "estrictamente temporal" -hasta que los mercados recuperen su funcionamiento normal-, y es compatible con las normas del mercado interior europeo, por lo que podrán acceder a él todas las entidades residentes en España si los activos que quieren refinanciar son españoles.

Zapatero insistió en que, a diferencia de otros países, esta iniciativa no busca sanear a las entidades financieras españolas -cuya solidez volvió a destacar- sino "prevenir riesgos" e "inyectar financiación" para facilitar los créditos y, con ello, impulsar la actividad económica.

En estos momentos, recordó, la falta de crédito es el gran problema que paraliza la actividad.

Tras apuntar que será una medida complementaria al aporte de liquidez del Banco Central Europeo (BCE), argumentó que ahora son las entidades financieras las que deben favorecer el normal desarrollo de las relaciones crediticias y se mostró "absolutamente convencido" de que lo harán, ya que son las primeras interesadas.

30.000 millones de euros permitiría cubrir las necesidades de financiación de empresas y familias durante algo menos de tres meses al ritmo actual de concesión de créditos, según datos del Banco de España.

En el capítulo de reacciones, las patronales de los bancos (AEB) y de las cajas (CECA) y la Asociación de Trabajadores Autónomos aplaudieron ayer la gestación de este fondo porque paliará en parte la falta de liquidez.

  • 1