martes, 23 abril 2019
02:25
, última actualización
Local

" A María la imputaron por la fustración de la Policía y el Juzgado de no encontrar a Marta"

El defensor de María García, la novia de Javier Delgado, mantiene que no hay pruebas contra la joven y asegura que de haber aparecido el cuerpo, ella no estaría imputada.

el 21 ene 2010 / 22:14 h.

TAGS:

Emana ya se ha clasificado para los cuartos de final

Un año después del caso. ¿Cómo valoraría la instrucción?

El Juez y la Policía han hecho un trabajo intenso pero el éxito no ha coronado sus esfuerzos y nos encontramos -cuando estamos ante el momento clave, la celebración del juicio- con las interrogantes básicas del caso sin resolver. Sólo hay una cosa "cierta": Miguel Carcaño dice haber matado a la chica en el piso de León XIII. Eso es lo que ha mantenido en todas sus declaraciones. Todo lo demás (cómo transportó/aron el cuerpo; cuándo lo hizo/cieron; dónde lo llevó/aron; quién/quienes le ayudaron; etc) está puesto en cuestión: no hay "certezas".

María siempre ha mantenido que es inocente. ¿Por qué sigue imputada, en qué pruebas se basan?

Desde el día número uno María siempre estuvo a disposición de la Policía. El día 25-1 fue ella la que recibió a la Policía en el piso de León XIII y luego declaró hasta en tres diferentes ocasiones en la Jefatura y más tarde ante el Juzgado. Siempre manifestó lo mismo respecto a lo que hizo en la madrugada del 24-1 en el piso de León XIII. Nadie podrá acusar a María de mentirosa o fabricadora de versiones confusas y divergentes.

María fue detenida como imputada el día 14-04-2009. ¿Por qué fue imputada y por qué en ese momento, tres meses después de los hechos y dos después de la detención de los coimputados? ¿Qué novedad había a mediados de abril para "justificar" su imputación?

Resulta sorprendente que existiendo desde el 26-1-2009 los indicios de los que habla el Auto de Detención de María (indicios objetivos y sólidos que permitían sostener que a la hora en la que María dijo encontrarse en la vivienda estaría aún en su interior el cuerpo de la víctima") no se le tomara declaración a María García en calidad de imputada hasta el 14 de abril de 2009 y se permitiera -pese a entender, que había indicios sólidos y objetivos en su contra- su toma de declaración como "testigo" hasta en tres diferentes ocasiones: la última el 10-3-09 ante el Juzgado.

¿Por qué se imputa, entonces, a María? Nosotros creemos que la razón es simple. A María se la imputa por la frustración que siente la Policía y el Juzgado al no encontrar el cuerpo de Marta. En abril 2009 la búsqueda tanto en el rio como en el vertedero había resultado infructuosa y eso hizo que se atribuyera el fracaso a la especial habilidad urdida por el que pasó a considerarse como un grupo compacto, frio y calculador que se habría juramentado para impedir que se encontrara el cuerpo de la infortunada Marta. No sabemos si esa confabulación existió alguna vez. Pero una cosa es segura ni María -y por lo que conocemos, tampoco su novio Javier- tienen nada que ver con ese "grupo". Y estamos convencidos de que si el cuerpo de Marta hubiera aparecido, no habría habido imputación contra María.

Lo que otro u otros hicieran con el cuerpo lo ignoramos y lo ignora completamente María. Lo que para nosotros resulta claro es que a estas alturas del procedimiento no hay testimonio directo ni indirecto, ni indicio alguno, que justifique la imputación de mi cliente. Ninguno de los imputados, ni nadie que haya declarado en este procedimiento ha visto a María o ha mencionado su nombre o le ha atribuido presencia, conocimiento o participación en los hechos perseguidos. Así pues sólo está imputada por conjeturas, porque tanto el Juez como las acusaciones consideran que el cuerpo fue "abandonado" a las 22:30 en el piso y sacado del mismo de madrugada, cuando María se encontraba allí. Pero esto es una hipótesis construida sobre la base de dar crédito a unas manifestaciones de un vecino que dice haber visto a Miguel Carcaño en el pasillo del Bloque de León XIII a una hora en la que la torre repetidora de telefonía móvil de Camas indica sin lugar a dudas que Miguel estaba en Camas hablando con la madre de Marta por teléfono y no en León XIII.

Ella es la única que no ha ingresado en prisión, lo que ha generado mucho debate en la opinión pública. ¿Podría explicar los motivos, lo que dice la Ley y que la gente no entiende?

La prisión preventiva no está concebida en nuestro derecho como el cumplimiento anticipado de la pena que pueda imponerse a una persona y sólo cabe decretarla cuando existan indicios de que el imputado pueda escaparse a la acción de la Justicia y no presentarse a juicio, que sea un reo habitual o que se sospeche que pueda interferir en la investigación de la causa. Además la prisión preventiva la decide el juez pero siempre que se lo pida alguna de las acusaciones. Ninguna de esas circunstancias se han dado en el caso de María. Para empezar ninguna de las acusaciones pidieron el ingreso de María en prisión, luego difícilmente el juez hubiera podido acordarla. Y no lo hicieron porque honestamente entendieron que María no estaba incursa en ninguna de esas circunstancias que justificarían la prisión preventiva. De modo que su ingreso en prisión hubiera sido absolutamente improcedente. De una forma ligera e imprudente los familiares de Marta han llegado, en alguna ocasión, por escrito y con publicidad, a acusar al juez de prevaricación por el no ingreso de María en prisión atribuyéndolo a influencias sociales o políticas. Respetando el dolor de la familia, entendemos que atribuciones como ésta son absolutamente inadecuadas, por decir lo mínimo, y no debieran repetirse.

Se habló incluso que su imputación es una forma de presionar a Javier...

Lo que sí es cierto es que ni la Policía ni el Juez ni las acusaciones creyeron nunca que María decía la verdad sobre que había estado aquella madrugada en León XIII. Ella siempre ha respondido que, visto lo sucedido, le gustaría que no fuera cierto pero que fue así y no puede mentir. Por lo demás es claro que María da cuenta que Javier entró en el piso a las cuatro de la madrugada y no estuvo allí antes de esa hora cosa que coincide con las conversaciones telefónicas mantenidas entre ambos que sitúan a Javier trabajando en el Bar DSEDA.


¿Espera alguna sorpresa en los escritos de acusación o se espera que la mantengan imputada por encubrimiento?

No lo creo. Parece claro que las acusaciones mantendrán para mi cliente la imputación de encubrimiento.

Jurídicamente es un caso complejo ¿pueden acusar sin cuerpo?

Todo se hace más difícil para las acusaciones si no ha aparecido el cuerpo, pero acusar pueden y condenar también. La autoconfesión es suficiente.

¿Teme que el jurado tenga una idea preconcebida del caso, incluso que tengan claro el veredicto, pese a lo que se diga en el juicio?

Sí. Es difícil encontrar en Sevilla a una persona que no esté "contaminada" por el juicio paralelo celebrado a lo largo de este año pasado en los medios de comunicación. Espero no obstante que los jurados que resulten seleccionados se sientan vinculados sólo por lo que oigan y vean en el acto de la vista y que motiven su decisión basándose sólo en las pruebas sometidas a contradicción.

¿Fue un error la decisión de ir por jurado?

El Tribunal Supremo habló y hay que respetarlo. El Pleno del Supremo, no obstante, está deliberando estos días para decidir la postura final al respecto.


La opinión pública tiene la sensación de que se está cerrando muy pronto, otras veces se critica la lentitud ¿sería necesario practicar más pruebas antes de enviarlo a juicio?

Todas las diligencias de investigación que ha planteado a última hora la acusación particular podían y debían haber sido planteadas antes, mientras estaba viva la instrucción de la causa. En este momento, entiendo, son extemporáneas.

 

  • 1