jueves, 21 marzo 2019
22:50
, última actualización
Deportes

Absolutamente infumable

El Sevilla tiró sus escasas opciones de llegar a la Champions con un calco de sus últimas visitas en el Coliseum Alfonso Pérez, una plaza en la que no sólo no consigue el triunfo sino que, además, tiene por costumbre ofrecer partidos absolutamente infames.

el 16 abr 2011 / 20:39 h.

Ante las bajas, Gregorio Manzano decidió recuperar el esquema con cinco defensas y sin extremos que tan buen resultado le dio ante el Villarreal en Copa. Pero si aquel día de enero el invento salió bien, esta vez se derrumbó inexorablemente. Alexis, Fazio y Fernando Navarro formaron una línea de tres muy endeblita. La entrada del malagueño por Escudé ablandó a la demarcación más pobre del equipo. Dabo, por la izquierda, y Cáceres formaron como carrileros largos, aunque realmente se movieron en tierra de nadie. Ni atacaban ni defendían sino todo lo contrario.

Renato acompañó y empeoró a la pareja Medel-Rakitic y Negredo y Rodri formaron una delantera que quedó inédita. El primer tiro a puerta llegó en el minuto 67 y fue de Renato. El segundo y último fue un cabezazo de Fazio. Los atacantes, desaparecidos. Para enmendar la situación, Manzano volvió al sistema de las bandas durante quince minutos y llegó el gol de Miku. La única buena noticia fue el debut de un Luis Alberto que, por cierto, no hizo apenas nada.

  • 1