sábado, 23 marzo 2019
10:53
, última actualización
Deportes

La última entrevista a Alabanda: «Si a los jugadores les hubiera hervido la sangre verde, no habríamos descendido»

El pasado jueves realizamos a Sebastián Alabanda una amplia entrevista que salió publicada a doble página el lunes en las páginas de El Correo. La charla tuvo lugar en la terraza de la cafetería Jamaica, en pleno bario de Heliópolis, cerca de su casa. Fue la última entrevista que concedió...

el 08 jun 2014 / 23:40 h.

Alabanda Sebastián Alabanda, con el autor de la entrevista, Pepe Elías, en la terraza de Jamaica, en el barrio de Heliópolis. (Foto: T. Rufino) Sebastián Alabanda Fernández (Posadas, 1950) se formó en las filas del Triana, filial del Real Betis, con el que jugó siete temporadas y llegó a ser internacional entre 1973 y 1980, tras pasar un año cedido en el Rayo Vallecano. Acabó su carrera en el Murcia en 1982 y luego estuvo 27 años trabajando en Caja Granada, hasta que se jubiló. Hace un par de semanas fue nombrado nuevo consejero del Betis. Llega usted al Betis en un momento especialmente complicado ¿qué puede aportar? Llegué en el momento en que me llamaron. Siempre tuve muy claro que si algún día, por cualquier circunstancia, me llamaba el escudo y las trece barras, aportaría mis conocimientos, mi experiencia y mi cariño, aun siendo consciente de que el reto no es fácil. Pero se pueden hacer cosas, sabiendo que habrá errores, aunque en la situación en que estamos hay que equivocarse lo menos posible. ¿Le costó decidirse cuando le ofrecieron volver al Betis como consejero? Me costó un poco de trabajo porque yo no soy persona de estar en ningún  consejo. Cuando me lo plantearon, el Betis aún no había descendido y entendí que distraer con nombramientos no era lo adecuado en ese momento. Por eso acepté al consumarse el descenso. Como futbolista ya vivió una situación similar, de ganar la Copa y pasearse por Europa a descender el mismo año. Y luego subir a la primera. La tarea no es fácil... Yo diría que es muy, muy, muy complicado. La mentalidad que yo vi el año pasado con el tema de la UEFA, yo veía al equipo todos los domingos, la verdad creo que había que haber sido más prudente con el tema de la UEFA y la Liga. Qué trato de decir, pues que este año lo que nos queda, como Luis decía de ganar, ganar, ganar y ganar, yo digo sufrir, sufrir, sufrir y sufrir. Y volver a sufrir, no queda otra fórmula para lograr es ascenso. ¿Ve similitudes entre este descenso y el de 1978 que usted vivió? La única coincidencia es que el equipo acabó bajando, pero hay pocas similitudes. Nosotros teníamos una plantilla cortísima, con inversión cero, y varios estuvimos más de media temporada inyectándonos en la rodilla para poder saltar al campo, entrenando solo un día o dos a la semana. Fue una temporada de mucho sufrimiento, aunque hubo algunas alegrías, le ganábamos a los poderosos y perdíamos con los que nos jugábamos el descenso. Luego estuvo aquel Hércules-Burgos que con 0-0 en la última jornada nos hundió. La única realidad es que nos fuimos a Segunda y este año también nos hemos ido. En aquel equipo había bastantes internacionales y un par de ellos, Biosca y Cardeñosa, acudieron al Mundial de Argentina’78, y esta vez no habrá ni un bético en el Mundial por vez primera en cuarenta años, lo que da idea del potencial del plantel actual... En la temporada 1977/78 llegamos a estar seis jugadores en la selección española: Gordillo, que entonces iba a la sub 23, y en la absoluta nos juntábamos López, Biosca, Benítez, Cardeñosa y yo. Llevar a tantos jugadores estando Madrid, Barcelona, Atlético y Athletic no era fácil. Yo me quedé fuera de la lista del Mundial de Argentina y Kubala me llamó para decirme que no podía llevar a tres jugadores de un equipo que había descendido . Si no, yo que estaba en la lista, podía haber ido a ese Mundial. ¿Es partidario de una renovación prácticamente total de la actual plantilla o no ve necesaria una remodelación tan radical? Pienso que hay jugadores muy, muy aprovechables. Hay que reforzar algunos puestos, y en esto anda Alexis, pero él tiene muy claro, igual que yo, que este equipo que ha descendido, si los jugadores hubieran tenido implicación con el escudo y las trece barras, saliendo a morir en el campo, estoy convencido de que no hubiera descendido. Pero aquí el año ha sido como ha sido y hay que asumirlo. De todos modos, es fundamental recuperar el orgullo bético, que la sangre verde nos hierva en las venas cuando estamos defendiendo esos colores. Eso sería muy importante, obligatorio por parte de los profesionales, y nos dejaría más tranquilos. Igual nos ganan, pero me tendrán que ganar... ¿Y eso pueden hacerlo los mismos jugadores que esta campaña no dieron la talla? Yo entiendo que de los errores siempre se aprende en la vida. Aun no hablé con ningún jugador de la primera plantilla, pero como yo jugué también, y ya no tengo 25 o 30 años, sino 64, las cosas las veo de otra forma, sé como funciona un vestuario, cómo funcionan los agentes y los profesionales. Y también sé que muchas veces ha de haber líderes en la caseta que son los que tiren del carro a los que se puedan relajar. De eso hemos aprendido todos y si no lo hemos hecho debemos de ir tomando nota. Todos hemos de trabajar al máximo por el club, haciendo las cosas con mucha coherencia. A veces las cosas difíciles son fáciles.  A veces hay futbolistas con limitaciones que han de limitarse a hacer lo que saben, no lo que otros técnicamente más dotados. No es malo mirar a uno a la cara y decirle lo que tiene que hacer. A mí no se me ocurría hacer lo que hacía Cardeñosa, era impensable. Yo tenía otras características. Si eso se aprende rápido, vamos a ganar mucho. ¿Y en este plantel hay líderes o hay que traerlos de fuera? No conozco aun a los jugadores. Me consta que Alexis habló uno a uno con todos y sé que hay gente que ya está tirando del carro. Y también los hay que deberán hacer un esfuerzo por sacar al Betis de donde lo han metido. La implicación ha de ser total. Sería bueno que todos entendamos que hay que remar juntos, si no el barco irá pegando bandazos de un sitio para otro sin cumplir el objetivo que se pretende. Los jugadores han de subir al Betis a Primera y los consejeros han de ir poniendo las bases para que no vuelva a pasar lo que ha pasado. ¿Sabe de cuánto dinero dispondrá esta temporada el Betis para gastar en su plantilla? se habla que será la mitad de los 22-23 millones del año pasado No me quiero meter mucho en esa parcela. Para eso estará el director deportivo y el director general, mi misión es aportar conocimiento y propuestas, si se me admiten. Mal compañero sería si me meto en labor de otros compañeros o profesionales que han de planificar.Las  cifras las ha de manejar Alexis y el director deportivo. Mi misión no es crear polémica por meterme en terreno de nadie, odio las puñaladas traperas. Si cada uno nos mantenemos en su parcela, este barco irá navegando. La pasada campaña no llegó a agotarse todo el dinero destinado al primer equipo ¿usted, como Johan Cruyff, es partidario de aquello de el dinero en el campo, y no en el banco...? Yo soy partidario de tener un equipo bueno, de calidad, y si hay un presupuesto para invertir hay que gastarlo todo en potenciar el primer equipo. Si en vez de traer un futbolista de unas condiciones puedo traer uno mejor por un poco más de dinero, he de ir a por él. Tampoco creo que nos guste a nadie tener un equipo y que pase lo que pasó. Yo entiendo que a algunos futbolistas que tenemos hay que hacer un esfuerzo para mantenerlos en el club, porque si se implican van a ser muy importantes este año. La obligación del Betis es subir en un año y eso solo uno de cuatro o cinco equipos que bajan lo consigue... Fíjese lo que le ha pasado al Zaragoza o al Mallorca esta campaña. O al Eibar, que venía de Segunda B y ha subido como campeón. Con lo cual nos hemos de mentalizar en sufrir, sufrir y sufrir. Y trabajar con honradez, ilusión y ganas. Si nos hierve la sangre verde lo podemos conseguir, vamos a ir despacito y cometiendo el menor número de  errores posible. El trabajo bien hecho siempre dan frutos ¿Cuando empezó a percibir la pasada campaña que el Betis podía pegar el petardazo? En  los primeros partidos de la UEFA ya vislumbraba que íbamos a tener muchas dificultades, al cuarto o quinto partido de Liga. A lo mejor era sensación mía, veía cosas que no me agradaban, que si eliminamos a este, al otro… Yo veía que era muy posible que nos metiéramos en la pelea por el descenso y desgraciadamente ha sido así. Hubo muchas connotaciones, muchas alteraciones dentro del consejo que había, que entiendo se deberían haber meditado un poco más. Tomar decisiones más fríamente. Por eso cuando ahora me dicen ‘El entrenador debería de estar ya’, yo digo, debería haber estado ya porque hace tiempo que terminó la Liga, pero también digo que correr y tomar decisiones precipitadas no conduce a nada bueno. ¿Cree que fue precipitado echar a Pepe Mel y traer a Garrido? Desde mi punto de vista, eso da desequilibro importante en el club y en los jugadores. Debería haberse meditado más esa decisión. Igual el equivocado soy yo. Meditado mejor y decidido mejor, porque con el tema del señor Garrido las cosas fueron como fueron y si esa decisión hubiera sido de otra forma ahora  igual no estamos hablando de lo que estamos hablando, porque se nos fueron unos partidos mientras conocía la idiosincrasia y a los jugadores. Y no le hervía la sangre, porque yo lo he visto, pues entonces…. A Luis Aragonés le hervía la sangre donde fuera porque era un profesional como la copa de un pino. Y si hay que coger a alguien de la solapa pues habrá que cogerle. Y decirle que aquí estamos para ganar y hay que echar el resto por el Betis. Ese orgullo bético lo tenemos que recuperar y además por mi forma de entender esto, se debe hacer por las buenas o por las regulares. Esto es así, en el primer equipo y en el prebenjamín. A todo el que se ponga la camiseta del Betis le tiene que hervir la sangre verde. Y al que no le guste que se vaya a otro club. Es una filosofía que hay que inculcar. Tenemos a una afición que se mata, nos íbamos a Segunda y el campo hervía, cómo no van a hervir los jugadores que han de sacar los partidos adelante. Ese carácter es algo que se ha echado muy en falta... Este año en concreto lo noté mucho. Ese orgullo hay que recuperarlo. En el primer partido de Liga, sea con quien sea, los aficionados que están siempre van a volver a estar, ellos van igual caiga agua a mantas o rayos y truenos, haga frío o cuarenta grados de calor. Entre sus compañeros de consejo los había que se les hablaba de Macario o Telechía y como si se les hablara en chino... Eso no se puede tolerar. Es que aquí hemos de dar el trescientos por cien para recuperar cosas que no se tenían que haber ido poco a poco. Es mi opinión. Es lo que tiene un club judicializado. Abogados y economistas por doquier... Eso no quiere decir que ahora no haya que defender al Betis mucho más que antes. El anterior administrador judicial, José Antonio Bosch, llegó a decir que él estaba ahí para defender al Betis de los béticos Eso trato de que se vea claro. Los primeros que hemos de demostrar que eso no debe ser así son los que estamos dentro. Cualquier cosa que yo escuche que no vaya en esa línea, ya sea en el consejo o fuera del consejo, desde luego conmigo no se va a llevar bien.0 Cambiando de tema ¿por qué el Betis es un equipo ascensor? Fundamentalmente porque no se hicieron cimientos sólidos, empezando por la cantera. Hay que tener la gente de trabajo idónea, ya sea en Bilbao viendo futbolistas o en Argentina, en África o en Cádiz. Hay que formar una red de ojeadores importante, y eso corresponde al director general. Los cimientos hay que hacerlos sólidos para que no se resquebrajen. El Betis Deportivo ha de ser el vivero del primer equipo. Y si hemos de fijarnos en cómo trabajan otros equipos la cantera, lo hacemos. Hemos de dejarnos de lamentaciones y empezar a trabajar mejor, a todos los niveles. Incluido el directivo, pues la clase dirigente bética, salvo honrosas excepciones, casi siempre dejó mucho que desear... La clase dirigente del Betis, si no sabe hacerlo, debe mejorar porque estamos obligados. Tenemos una masa social detrás que está pendiente. Aquí hay que ser como la mujer del César, además de ser honrado hay que parecerlo. Yo no seré nunca un buen cirujano, porque de medicina no entiendo una papa, pero si los que entienden de economía llevan las cosas como hay que llevarlas, si en la gestión hay buenos gestores, y en marketing gente que sepa, los resultados han de llegar a la fuerza si cada uno nos dedicamos a nuestra parcela. ¿Cómo va lo del entrenador? Está prácticamente decidido. También se está negociando con un director deportivo. Espero que en pocos días estos temas se resuelvan, cojamos de una puñetera vez el toro por los cuernos y podamos empezar  a hacer todo lo comentado. ¿Qué le parece la posibilidad, apuntada por el propio presidente, de que vuelva Serra Ferrer? Me parece que el que venga, que venga implicado y que venga como dios manda. No entro a valorar nombres hasta que no estén aquí ¿Va el Betis tarde en la planificación de la próxima campaña? Hombre, muy adelantados no vamos. Pero entiendo que no vamos tan atrasados. Vamos a decir que estamos saliendo una mijita tarde, un par de segundos. Alexis está trabajando mucho y bien. Tiene cosas muy avanzadas, y ya se conocerán en su momento. A mí no me va eso de darle tres cuartos al pregonero. Me consta que Alexis está trabajando en ello, muy bien. Aunque luego salen a la luz cosas que no fueron así, como que a Amaya no se le ofreció renovar... Algunos parece que no quieren jugar en Segunda... Hombre, yo juego en el Betis en Primera y bajo a Segunda, si el contrato pone que baja el salario hay que respetarlo. Y el que no quiera jugar en Segunda, que pague la cláusula y se vaya donde quiera, aquí queremos gente implicada. Se retiró Gordillo, Cardeñosa, Luis del Sol, Rogelio, Quino..., se retiró una serie de gente y la institución ha seguido. Si alguien no se quiere poner el escudo del Betis que lo diga claramente, que no se tape en otras cosas (en clara alusión a Juanfran). Que pague la cláusula y adiós muy buenas. Los jugadores deben de saberlo. El que no quiera jugar en Segunda que lo diga.

  • 1