Local

Alaya apunta otra vez al exalcalde en la venta del suelo de Merca

El exsecretario municipal insiste en que la subasta hubiera sido "la mejor" fórmula para la venta.

el 21 dic 2011 / 22:51 h.

TAGS:

La jueza Mercedes Alaya, que investiga la supuesta "venta fraudulenta" de los suelos de Mercasevilla, volvió ayer a señalar al exalcalde de Sevilla Alfredo Sánchez Monteseirín, así como a su "amigo personal" y exgerente de Urbanismo, Manuel Marchena, uno de los imputados en la causa.

La titular del Juzgado de Instrucción número 6 retomó ayer el caso con la declaración como testigo del que fuera secretario del Ayuntamiento, Venancio Gutiérrez Palomino, que fue sometido a un interrogatorio de siete horas. Durante el mismo la magistrada le preguntó si "dada la envergadura y finalidad" de la operación de venta de los terrenos, "la misma era conocida por el señor alcalde Alfredo Sánchez Monteseirín y por el gerente de Urbanismo y amigo personal del anterior, el señor Marchena". Una cuestión a la que el exsecretario contestó con un "indudablemente" debían conocerlo por ser "un gran tema".

Pero los nombres de Monteseirín y Marchena no fueron los de los únicos políticos que aparecieron. La jueza también insistió en preguntar por el papel del exprimer teniente de alcalde y exvicepresidente de Mercasevilla Antonio Rodrigo Torrijos y por el exedil y expresidente de la entidad Gonzalo Crespo, quienes están imputados. Según explicó Gutiérrez Colomina "tanto Torrijos como Crespo tenían una fuerza similar", sin que fuera capaz de recordar que se adoptara algún acuerdo "si había discrepancias entre ambos". Además, sobre Torrijos dijo que "en todos los órganos de gobierno en los que estaba, hacía sentir su contenido político" y que "tenía peso en general".

Sobre la fórmula que se eligió para sacar a la venta los terrenos en los que se ubica la lonja central, el exsecretario explicó que en su informe recomendó que "lo más razonable hubiese sido la subasta, tampoco el precio se podría haber disparado mucho, ya que el 40% del terreno debía destinarse a VPO". No obstante, dijo que "comprendió" la postura de Torrijos de "evitar la especulación" -no quería la subasta para que el precio del suelo no se disparara y elevase el de las viviendas- "al existir un antecedente, con las cocheras de Tussam, con las que existió un cierto revuelo político al afirmarse por determinados sectores que el Ayuntamiento especulaba". Así, concluyó que se optó "por el interés general, no atendiendo exclusivamente a los temas económicos".

En cuanto al pliego de condiciones del concurso dijo no recordar haberlo leído" en la sesión de la comisión ejecutiva de Mercasevilla en la que se dio cuenta del mismo, pese a que se votó. Simplemente lo respaldó por "los informes verbales previos" y favorables al pliego. Sin embargo, dijo que en aquella sesión no recuerda que Fernando Mellet, el exdirector general, hiciera alusión a las cláusulas que la juez cuestiona, pero que el exsecretario consideró como "legales".

Por otro lado, la Sección Tercera de la Audiencia ha citado a las partes personadas en la causa de las supuesta petición de comisiones por parte de directivos de Mercasevilla para una vista previa al juicio ante un jurado. En la misma, se resolverán las cuestiones planteadas los letrados, como la nulidad de la grabación que reclamaron las defensas de Mellet y su adjunto Daniel Ponce.

  • 1