sábado, 15 diciembre 2018
01:10
, última actualización
Local

Alergias y urticarias en un colegio infantil por una plaga de orugas

El socialista Juan Espadas se reúne con padres y madres del Valdés Leal para denunciar la falta de fumigación, pese a haberse solicitado hace ya un mes.

el 05 feb 2015 / 22:00 h.

TAGS:

Espadas, ayer por la tarde durante su encuentro con representantes del Ampa del colegio afectado. / El Correo Espadas, ayer por la tarde durante su encuentro con representantes del Ampa del colegio afectado. / El Correo Es la única procesión que no le gusta a nadie en Sevilla: la de la oruga que lleva ese sobrenombre, procesionaria. Un bichejo que une a su desagradable aspecto y a su condición rastrera el hecho de que sus relaciones con el ser humano producen en este reacciones alérgicas y urticarias. Si esto puede parecer cómico, deja de serlo de inmediato cuando se sabe que varios pequeños del colegio Valdés Leal, en la Carretera de Carmona, han sufrido estas consecuencias a causa de la plaga que se observa desde hace un mes en el patio de Educación Infantil, según hicieron saber representantes de la asociación de padres y madres (Ampa) de este centro escolar. Pese a haber avisado de esto en su día al Centro Municipal Zoosanitario, que es el que se dedica a atender este tipo de alertas, hasta la fecha –según dicen– no se ha actuado. La situación ha llegado a oídos del portavoz y candidato socialista Juan Espadas, quien ayer tarde se reunió con aquellos para conocer de primera mano el alcance de la situación. «Es inconcebible y grave», dijo Espadas tras dicho encuentro, «que el Ampa y la dirección de un colegio lleven más de un mes pidiendo al Zoosanitario que actúe ante una urgencia de salud como es una plaga de orugas en un patio de infantil sin que haya respuesta alguna durante todo este tiempo. Los alumnos y los padres del CEIP Valdés Leal requieren una respuesta urgente porque hay niños y familiares con problemas por picaduras y hay una enorme preocupación». Madres y padres de los niños habían alertado previamente del caso a través de las redes sociales. En ellas explicaban que «debido a los pinos que hay en el colegio» se ha producido esa plaga. «Estas orugas», explicaban, «están cubiertas de unos pelillos urticantes que pueden provocar reacciones alérgicas y urticarias. Es importante no tocarlas ni acercarse a ellas, porque los pelillos urticantes se dispersan y flotan por el aire produciendo también irritación de la piel. Hay casos de reacciones alérgicas y urticarias en niños/as, por eso es importante informar a los niños/as de que no se acerquen ni las cojan». Pero más allá de la descripción de orden naturalista, el Ampa agregaba a su escrito que «la dirección del centro lleva solicitando desde el día 9 de enero que vengan a fumigar. Se esperaba que fuese por fin este viernes pasado. Desde el Ampa del centro también estamos haciendo presión en el distrito hasta que se solucione el problema. Además de mandar un escrito al Zoosanitario para la fumigación con carácter urgente para evitar nuevos casos». Imagen la foto copiaweb Espadas, con los padres y madres de alumnos. / El Correo Tras conocer en detalle todo ese proceso, Juan Espadas comentó que «el Zoosanitario lleva sufriendo durante todo este mandato graves problemas de recursos y de personal que provocan que se queden sin atender numerosas llamadas de vecinos, colegios o mercados de abastos». El Zoosanitario es el negociado municipal que se encarga de la protección de los animales, adopción, inspecciones por maltrato y abandono o molestias causadas por ellos, vacunación obligatoria y recogida de animales abandonados, entre otras responsabilidades. «El gobierno de Zoido», dijo Espadas, «debe responder urgentemente al CEIP Valdéz Leal y a otros centros que tienen problemas similares por la falta de respuesta del Zoosanitario. Y, para el próximo mandato, el Zoosanitario es un servicio que debemos reforzar para que pueda llevar a cabo las labores preventivas necesarias y tener personal suficiente para responder a los avisos»

  • 1