miércoles, 19 diciembre 2018
01:41
, última actualización
Deportes

Álex Rubio: "Lucho al máximo para volver algún día al Sevilla"

El atacante no esconde su pasión por regresar a la que fue su casa. Además, confiesa que lo pasó mal en los primeros meses de adaptación.

el 26 dic 2014 / 09:00 h.

El jugador ex del Sevilla Atlético Álex Rubio conduce el esférico durante un duelo reñido. / Politissport El jugador ex del Sevilla Atlético Álex Rubio conduce el esférico durante un duelo reñido. / Politissport Hace menos de un año que aceptó una oportunidad única en su carrera futbolística. Álex Rubio Brito, el exjugador del Sevilla Atlético, se marchó a Chipre después de recibir una oferta del Omonia Nicosia. Actualmente no cuenta con los minutos deseados, pero no pierde la esperanza y lucha todos los días por ganarse la titularidad. En una entrevista para El Decano Deportivo confiesa que no ha estado bien porque le ha costado estar lejos de su familia y su novia. Ahora busca revertir la situación. —¿Qué tal está por Chipre? —En verano no te aburres. El ambiente es igual que en España, pero en invierno es un poco más aburrido. Al principio me llevé dos meses solo. En invierno suelo entrenarme por la mañana y, por la tarde, salgo a tomar café con los compañeros. —¿Y la Liga chipriota? —Hay seis equipos que luchan por ganar el campeonato y otros seis que intentan no descender. Se nota un poco la diferencia de un nivel a otro. Aunque nosotros hemos perdido con equipos de abajo. Vamos quintos a tres puntos del cuarto clasificado. —¿Cómo fue su fichaje por el Nicosia? —Fue todo muy rápido. Yo estaba entrenándome con el Sevilla Atlético a finales de enero y mi representante me dijo que el Nicosia me quería y ni me lo pensé. Estaba yo en mi casa, me dijeron que sólo tenía dos días para pensarlo y lo decidí rápido. Era una oportunidad grande para seguir creciendo. No me arrepiento de venir aquí. No me esperaba llegar a Chipre. —Su primer entrenador en el Omonia fue Miguel Ángel Lotina. ¿Qué tal? —El transfer tardó dos o tres semanas y no pude jugar con él. Pero la verdad que bien. Hablaba español y eso al principio me facilitó las cosas porque hablábamos y me ayudaba. Después lo echaron y no llegué a jugar con él. —Su técnico actual es Kostas Kaiafas. Con él está jugando poco, ¿no? —Empecé a jugar y después me costó volver, pero poco a poco estoy entrando en el equipo titular. Este año empecé mal, en la UEFA no he jugado mucho, al igual que en la Liga, pero poco a poco estoy teniendo minutos. Cada día me noto mejor. —¿Y con sus compañeros? —No hablo inglés muy bien, pero nos entendemos. Además, están los españoles Rodri y Roberto. Roberto es como si fuera mi padre, me da muchos consejos y me cuida mucho. Y Rodri es muy buena persona, es como si fuera mi hermano. Son los únicos que tengo aquí. —¿Sigue al Sevilla FC? —Sí, lo sigo. Lo animo como siempre, como un sevillista más. El año pasado cuando ganaron la UEFA me alegré como cualquier sevillista. Allí dejé mucho. Estuve doce años en la cantera y tengo que agradecerles mucho. Me trataron fenomenalmente. —Debutó en el Sevilla gracias Míchel González... —Míchel me dio la oportunidad de debutar con el Sevilla, pero por las cosas del fútbol lo echaron y vino Emery y cambió la cosa. Este deporte es así, pero no tengo nada que reprochar a nadie. —¿Qué piensa de la venta de futbolistas que se forman en la cantera? —La verdad que lo veo normal. En mi caso tengo una cláusula con el Sevilla. Si me quieren recomprar, es un precio muy barato. Yo trabajo para tener un año perfecto y que el Sevilla me recompre, pero por ahora sólo pienso en mi equipo. Le deseo lo mejor al Sevilla. —Ha jugado con Sergio Rico, ¿qué tal lo ve en el primer equipo? —No me extraña que esté arriba. Yo he estado con él cinco años y es un fantástico jugador. No descarto que algún día sea el portero titular del primer equipo. Tiene muchas cualidades, pero sobre todo es muy buena persona. —¿Ha recibido alguna oferta de algún equipo ahora que juega en el Omonia Nicosia? —No. Y de momento estoy aquí bien. Aunque no estoy jugando sé que trabajando duro voy a terminar jugando. Me he llevado tres meses aquí solo y cuesta un poco. Ahora he superado la barrera y ya no me para nadie. Es difícil cuando las personas que quieres están lejos, pero cuando entras en el campo tienes que quitarte eso de la cabeza y pensar sólo en el partido. —¿Qué posibilidades tienen de ganar la Liga? — Tenemos posibilidades. La gente confía en nosotros y estoy seguro de que vamos a terminar arriba. —¿Qué tal son los aficionados chipriotas en comparación con los españoles? —Si te digo la verdad, aquí están más locos (risas). En España son más tranquilos. La afición del Sevilla es impresionante, pero aquí en los campos no dicen nada por las bengalas, no multan. Además, el Omonia es el equipo que más afición tiene y eso se nota. —¿Un deseo para el nuevo año 2015? —Me gustaría volver al que es mi equipo de siempre, desde chiquitito. Lucho al máximo para volver algún día al Sevilla. Eso que no le quepa duda a nadie. —¿Y un reto? —Yo ahora lo que busco es jugar titular. Eso lo primero antes de marcarme un reto.

  • 1