jueves, 17 enero 2019
01:21
, última actualización
Local

Ana Botella, alcaldesa de Madrid el 27 de diciembre

el 22 dic 2011 / 12:38 h.

TAGS:

Alberto Ruiz-Gallardón ha presentado este jueves a las 8 horas  ante el Registro del Ayuntamiento de Madrid su renuncia al acta de  concejal y al puesto de alcalde, apenas una hora antes de tomar  posesión como nuevo ministro de Justicia. 

A partir de ahora, se abre un periodo de diez días para que el secretario del Pleno informe a la Junta Electoral Central del cambio y para que este órgano indique al Consistorio quién deberá entrar como nuevo concejal (Carmen Rodríguez Flores) y quién debe presentarse a una sesión de investidura para convertirse en regidor (Ana Botella).

A partir de ese momento, Botella tendrá como máximo hasta el 3 de enero para tomar posesión de su nuevo cargo, si bien Cobo ha señalado en declaraciones a los medios que la Junta de Gobierno ha decidido convocar para el martes 27 de diciembre la sesión en la que quedará investida como nueva regidora de la capital.

El objetivo es, según han señalado fuentes municipales a Europa Press, acabar el año con el nuevo Ejecutivo local ya formado. Y es que en el calendario hay que tener también en cuenta otras salidas que se puedan producir, entre las que se dan por seguras las del propio Cobo, así como de otros destacados miembros del actual Ejecutivo como Juan Bravo, Ana Román, Patricia Lázaro o Alicia Moreno.

Esto haría necesario convocar también sesiones para la entrada de los nuevos concejales para que el PP mantenga la mayoría absoluta para investir a Botella, lo que podría hacerse a la vez que los otros trámites o en plenos diferentes.

Además, la nueva alcaldesa deberá reconfigurar su Ejecutivo buscando sustitutos a los delegados que puedan dejar el Consistorio así como para ocupar las responsabilidades que hasta ahora detentaba ella misma, para lo cual algunos miembros del Grupo Municipal Popular apuntan al actual delegado de Seguridad, Pedro Calvo, que ya tuvo las competencias de Movilidad la pasada legislatura y que además fue consejero de Medio Ambiente en la Comunidad de Madrid con el propio Gallardón.

En cualquier caso, la reorganización del Gobierno municipal (si finalmente se da) requiere únicamente de un acuerdo de Junta de Gobierno, y Botella podría incluso delegar transitoriamente sus responsabilidades en Medio Ambiente en algún concejal, y más adelante decidir de forma definitiva quiénes son los miembros de su Gobierno.

  • 1