viernes, 14 diciembre 2018
21:08
, última actualización

Andalucía instará a la RAE a retirar el sinónimo peyorativo de “gitano” del diccionario

El 23 edición del diccionario, presentada en octubre, incluye la acepción trapacero, “persona que con astucias, falsedades y mentiras procura engañar a alguien en un asunto”.

el 13 nov 2014 / 13:54 h.

Colectivos gitanos protestando frente a la sede de la RAE por considerar «racista» su definición de ‘gitano’. / Ballesteros (EFE) Colectivos gitanos protestando frente a la sede de la RAE por considerar «racista» su definición de ‘gitano’. / Ballesteros (EFE) El próximo 22 de noviembre, día de los gitanos andaluces en el calendario autonómico, el Gobierno de Susana Díaz hará una declaración institucional exigiendo a la Real Academia de la Lengua (RAE) y al Ministerio de Educación, Cultura y Deporte que se retire el sinónimo peyorativo del término gitano incluido en la última actualización del diccionario. La 23 edición del diccionario, que vio la luz el pasado octubre, incluye la palabra trapacero como sinónimo de gitano. Un trapacero es una persona que “con astucias, falsedades y mentiras procura engañar a alguien en un asunto”. Esta definición tan negativa ha desatado las críticas de la comunidad gitana, que la ha calificado de “humillante y racista”. A esta protesta se une ahora la del Gobierno andaluz, que instará a la RAE a eliminar de inmediato ese sinónimo peyorativo, porque fomenta la “discriminación”. Justo hoy, el Parlamento andaluz ha aprobado una declaración institucional de apoyo al pueblo gitano, leída por el presidente de la Cámara, Manuel Gracia, y con el respaldo unánime de todos los grupos políticos. Tras la lectura, la consejera de Salud, María José Sánchez Rubio, ha confirmado que la Junta hará llegar un escrito a la RAE y al Ministerio de Educación, Cultura y Deporte para mostrar su protesta por el trato que se le da al término gitano en el diccionario, solicitando su retirada. “Esta acepción es absolutamente peyorativa para la comunidad gitana, eso hay que retirarlo, no hay que corregirlo”, dice Sánchez Rubio. La RAE ya se comprometió a hacer cambios en la próxima edición del diccionario tras reunirse con miembros de la comunidad gitana. Pero no se plantea retirar el término trapacero, sino contextualizar el uso de la palabra gitano con una acepción peyorativa. La institución alega que esta definición “no es fruto de una invención” y que su deber es hacer eco del uso popular de todas las palabras.

  • 1