martes, 18 diciembre 2018
03:33
, última actualización
Deportes

Año nuevo, técnico nuevo, racha vieja

Mel inaugura en Alcorcón su segundo mandato con el objetivo de mantener la excelente serie que le legó Merino y seguir rondando la zona de ascenso directo.

el 04 ene 2015 / 10:21 h.

BETIS 14-15 Bruno y Rennella, en Santa Justa antes de partir hacia Madrid. Foto: Manu Gómez. El Betis estrena hoy año, 2015, y entrenador, Pepe Mel. Su objetivo inmediato, sin embargo, es hacer como si nada hubiese cambiado. El conjunto verdiblanco está en medio de una excelente serie de cuatro victorias consecutivas y sin encajar un solo gol, todo bajo el mando de Juan Merino, así que no hay otra meta posible para el nuevo técnico que ahondar en ese salto de calidad impuesto por su predecesor. La presión es grande, obviamente, porque el listón está altísimo, el objetivo final aún queda lejos y el primer capítulo de esta nueva temporada se rueda en una plaza muy complicada: Alcorcón. Pero es así como Mel comenzará a buscar su segundo ascenso como entrenador del Betis. No es fácil colegir si la visita a Santo Domingo es el reto más dificultoso del Betis en los dos últimos meses. El nuevo míster opina que sí. Al margen de lo bien o mal que esas palabras hayan podido sentar a Merino, no debe de haber mucha diferencia entre ir a casa del Alcorcón y jugar una final ante el Llagostera bajo la lluvia y sobre el barro. O acudir al Ángel Carro, otro campo poco asequible. Ambas batallas fueron resueltas por el Betis con sendos triunfos y esos puntos, junto a los que logró en casa ante el Mallorca y el Racing, lo catapultaron a la tercera plaza y a tres puntos del ascenso directo. Mel recoge ahora esa herencia y por supuesto está obligado a conservarla y mejorarla. El punto de partida es bueno. Mejor sería con el Betis en Primera, pero la realidad es la que es. Y mejor sería también si algún resultado del sábado hubiese sido distinto, pero eso tampoco se puede cambiar ya. Las Palmas ganó al Barça B (0-2) y el Girona venció al Llagostera (1-2). Así pues, el líder vuelve a irse provisionalmente a seis puntos y los catalanes vuelven a superar (también provisionalmente) al Betis, que por tanto está obligado a ganar para recuperar su tercera posición, no alejarse del primero... y presionar al segundo, el Sporting, que juega un poco más tarde en Tenerife. No es misión fácil. El Alcorcón no pierde en su estadio desde el 26 de octubre, pero su buen nivel trasciende su rendimiento como local. El conjunto alfarero, gentilicio basado en la tradición alfarera de Alcorcón, no se limita a Santo Domingo. Antes de perder con el Sporting en la última jornada de 2014 venía de enlazar siete encuentro sin perder. No hay muchas novedades en el primer once de la segunda etapa de Mel en el banquillo del Betis. Dos razones fundamentales sustentaban esta previsión. La primera, que el camino correcto ya fue establecido por Merino y no hay motivo lógico aparente para salirse de él. La segunda, la triste, es que tampoco hay mucho más donde elegir en el seno de esa plantilla teóricamente tan sobrada para desenvolverse en la categoría de plata. Los descartes de Perquis, Casado, Matilla y Chuli, ya defenestrados por Merino, confirman que su futuro en Heliópolis es más bien oscuro. Además, Mel recupera a Molinero y Xavi Torres, sancionados en la anterior jornada, y convoca a Caro. Además de Perquis y Casado, que fueron citados ante el Racing, se cae el joven Fabián. No había por qué descartar alguna variación en el once y así la ha habido: Xavi Torres entra por Lolo Reyes. Para qué tocar algo que está funcionando tan bien... Si acaso, lo que espera el bético de Mel es que su equipo, además de conservar la fiabilidad de la que lo dotó Merino, empiece a jugar mejor al fútbol. Ya hubo apuntes significativos frente al Racing, así que no es tan imposible como parecía. El Alcorcón recibe al Betis con los puestos de play off en el punto de mira y bajas importantes, como la del delantero Óscar Plano, que se pierde la confrontación por acumular demasiadas tarjetas amarillas. José Bordalás, viejo conocido, entrenador y rival de Mel, también sufre la baja del lateral togolés Djené, que está en su país aguardando un permiso de trabajo para regresar a España. Frente a ese rival, en ese campo donde sólo ha jugado una vez en su historia, reanuda el Betis el camino hacia el ascenso y redebuta Pepe Mel, casi 400 días después de ser despedido.

  • 1