viernes, 22 febrero 2019
06:58
, última actualización
Local

Aprobado justo para la Presidencia española

Barroso aplaude la Presidencia pero la mayoría de grupos la suspende.

el 06 jul 2010 / 20:42 h.

TAGS:

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ayer en la Eurocámara.
La mayoría de los grupos políticos de la Eurocámara, con la única excepción del socialista, lamentaron con más o menos virulencia en un debate protagonizado por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, la escasez de resultados de la presidencia española de la UE tanto en el ámbito económico, en el que algunos eurodiputados hablaron claramente de fracaso, como en la política exterior, donde el reproche casi unánime fue la cancelación de la cumbre con Estados Unidos y la cita de Euromed.


Zapatero restó importancia a las críticas y sostuvo que nadie "ha podido cuestionar" que se han cumplido sus principales objetivos: poner en marcha el Tratado de Lisboa y los nuevos cargos permanentes y avanzar en el gobierno económico de la UE. "El Tratado de Lisboa funciona, lo hemos hecho funcionar, y la unión económica avanza, la hemos hecho avanzar", resumió en una rueda de prensa posterior a su comparecencia.


El presidente del Gobierno opinó que parte de las críticas de la Eurocámara se deben a que en el debate "ha estado muy presente el espectro ideológico" y a que algunos eurodiputados, en particular del PP, "echaban de menos el Parlamento español".


Al rescate del presidente del Gobierno acudieron tanto el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, como el presidente de la Eurocámara, Jerzy Buzek, ambos del Partido Popular. "Quiero rendir homenaje a España y a su presidencia del Consejo, que ha sido muy positiva y acertada y que ha tenido lugar en un contexto difícil y muy especial", sentenció Barroso. "Hubo algunas complicaciones al principio pero realizaron buenos progresos después y lograron resultados. Es como la selección española en el Mundial de fútbol", sostuvo Buzek.


Por su parte, el jefe de filas del PPE, el francés Joseph Daul, admitió que España ha intentado hacerse hueco en el nuevo contexto institucional del Tratado y ha ejercido su mandato en un periodo de "grave crisis económica", pero ese dato le sirvió para aludir al "malestar social creciente" en Europa y citar el que se vive en España "con casi 5 millones de parados". A continuación lamentó la anulación de la cumbre entre Estados Unidos y la UE por tratarse de una "ocasión perdida" de relanzar la "indispensable" asociación transatlántica.


En nombre del PP, Jaime Mayor Oreja consideró que cuando saltó la crisis del euro en el mes de mayo se llegó "tarde y mal" porque se "improvisaron" las medidas. A ello se añadió, según el eurodiputado, una "dificultad adicional", que la presidencia rotatoria, por los resultados de su política económica, "no estaba en condiciones de participar en el liderazgo porque se había convertido en parte del problema", aseveró Mayor Oreja.


El representante de Izquierda Unida, Willy Meyer, reclamó cambiar la orientación económica de la UE para no desmontar el modelo social europeo. "Usted empezó con el fracaso estrepitoso de la Estrategia de Lisboa. Y a pesar de ese fracaso se presenta otro modelo con la misma base. No compartimos el resultado de esta presidencia si no se modifica la orientación", insistió.

  • 1