Local

Arenas alerta del riesgo de convertir a Andalucía en un "fortín frentista"

Acusa a Valderas de asumir el lastre de la gestión socialista “por una vicepresidencia y tres consejerías”

el 03 may 2012 / 10:30 h.

TAGS:

-->-->-->-->

Había mucha expectación por escuchar al líder del PP-A, Javier Arenas, el ganador de las elecciones andaluzas que en realidad ha sido el gran perdedor al quedarse solo en la oposición. En su discurso en el debate de investidura en el Parlamento, Arenas ha recordado que el 25-M el PP venció por primera vez las autonómicas y el PSOE perdió. Ante este resultado, los populares ofrecieron a los socialistas un acuerdo de gobernabilidad que el PSOE rechazó para formar un Gobierno de coalición con IU, una decisión que, según Arenas, es “equivocada”.

El dirigente popular ha centrado buena parte de su intervención en denostar el futuro Ejecutivo bicolor de izquierdas, un “Gobierno bipartito que se va a parecer mucho al tripartito catalán”, ha advertido. El candidato a ser reelegido presidente, José Antonio Griñán, apostó ayer por que Andalucía tenga su “propio camino” y se erija en “alternativa” al modelo de “recortes indiscriminados” de Mariano Rajoy. Arenas ha asegurado esta mañana desde la tribuna que Andalucía “no puede mirar para otro lado, ni andar su propio camino” porque eso traerá “graves consecuencias”. “No convierta a Andalucía en un fortín frentista porque será negativo para todos”, ha espetado a Griñán.

El presidente del PP andaluz ha acusado a Diego Valderas, coordinador de IU que se perfila como vicepresidente del Gobierno, de asumir el lastre de la gestión del PSOE a cambio de “una vicepresidencia y tres consejerías”. “Entonces, pelillos a la mar”, ha ironizado. Griñán le ha afeado después el “tono” de sus palabras. Arenas ha preguntado al futuro presidente andaluz si el “recortazo” de los 2.700 millones al Presupuesto andaluz afectará a educación, sanidad o dependencia. Arenas ha eludido defender directamente los duros ajustes de Rajoy, pero ha afirmado que “gobernar es tomar decisiones complicadas hoy que darán buenos frutos mañana”. Ha sacado pecho de la gestión de la derecha en la democracia para justificar el tijeretazo del Gobierno central. “Nuestro papel en la democracia es sanear lo que ustedes nos dejan quebrado”.

El dirigente de los populares ha pedido a la Junta que no alimente la confrontación con La Moncloa y se ha mostrado dispuesto a alcanzar grandes acuerdos en temas clave para Andalucía, como el empleo. Sin embargo, Arenas ha vuelto a sembrar dudas sobre el estado de las cuentas andaluzas y ha exigido a Griñán que explique la situación financiera de la comunidad. Entre los grandes desafíos que ha enumerado para la legislatura figura el “buen uso de los fondos públicos”. Arenas no ha querido dejar escapar la ocasión para hacer leña sobre el caso de los ERE y ha lamentado que toda la política de empleo de la Junta “esté pendiente de los tribunales”. Se ha mostrado convencido de que “todo el Gobierno andaluz conocía” el fraude y de que era una “práctica institucional”.

  • 1