viernes, 22 febrero 2019
00:32
, última actualización
Local

Arenas dice que negó a Griñán un pacto contra la ley de cajas

El PP acusa a la Junta de pedirle un frente andaluz contra el Gobierno

el 26 jul 2010 / 21:33 h.

TAGS:

Javier Arenas, rodeado de su equipo, ayer, en el comité ejecutivo regional del PP-A.

El PP andaluz volvió ayer a robarle la iniciativa al PSOE-A en el debate de las cajas de ahorros. Lo hizo el propio Javier Arenas, al desvelar que los socialistas le habían ofrecido una especie de pacto para sellar "un frente común andaluz" contra el Gobierno central y su reforma del sector financiero. Arenas se negó porque la modificación de la Ley Orgánica de Cajas de Ahorros (Lorca) había sido pactada por socialistas y populares a escala nacional.

Los cambios en la Lorca, que se aprobaron finalmente la semana pasada, crearon fricciones entre el PSOE federal y el andaluz. A la Junta no le gustaba que las cajas abrieran la puerta al capital privado, porque estaban convencidos de que a la larga esto acabaría desvirtuando el carácter social que les distingue de los bancos. Esas fricciones se airearon en el último comité federal del PSOE, en el que el número dos de los socialistas andaluces, Rafael Velasco, verbalizó su queja ante el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero: "No ha habido coordinación ni la información suficiente por parte del partido", dijo, y reprochó a los suyos que de algunas cosas importantes se hubiera tenido que enterar por el PP-A. Lo que hizo Arenas ayer parecía desprenderse de aquel comentario.

Aprobada la reforma, el PSOE-A intentó enterrar sus roces con el Gobierno central y tomó la iniciativa: en una entrevista publicada hace dos días por este periódico, Velasco anunció que ahora la Junta impulsará una reforma de la ley de cajas andaluza para preservar el carácter social de las mismas. "Nos hemos leído bien la Lorca y estipula la participación privada en situaciones extremas. El carácter público seguirá prevaleciendo en las cajas andaluzas al privado", dijo, aunque no dio detalles. Tampoco nadie en el Gobierno explicó cómo se va a regular esa modificación de la norma andaluza para que no contravenga la ley estatal.

Durante su intervención ayer ante el comité ejecutivo regional del PP-A, Arenas aprovechó la falta de explicaciones sobre la futura reforma de la ley de cajas andaluzas para acusar al PSOE-A de querer preservar "sus chiringuitos al servicio del poder". El líder popular dijo que fue él quien explicó al presidente de la Junta, José Antonio Griñán, que Zapatero iba a reformar el sistema financiero. Según esta versión, Arenas se enteró por el portavoz de Economía del PP en el Congreso, Cristóbal Montoro, que negociaba los cambios en la Lorca con la ministra Elena Salgado, la cual habría recibido una llamada de Griñán tras reunirse con Arenas. Según el líder del PP-A, si Zapatero no se lo contó a Griñán fue porque la reforma de la Lorca está encaminada a la "despolitización" de las cajas. La consejería y el Gobierno andaluz declinaron ayer valorar la versión de Arenas.
Griñán explicó el sábado que no agotará los seis meses que tiene para reformar la ley andaluza de cajas. El portavoz parlamentario del PSOE, Mario Jiménez, le pidió al presidente que se aborde la reforma "con el Estatuto andaluz en la mano" y "ni una coma par debajo".

La fusión se demora. Por otra parte, el secretario general de CCOO de Andalucía, Francisco Carbonero advirtió ayer de que "la dilatación de la fusión prevista entre Unicaja y Cajasol puede dar con la desaparición de las cajas de ahorro de nuestra tierra".Carbonero dijo que hay que exigir desde la ciudadanía a los Consejos de Administración de las cajas, encabezados por sus presidentes, que "no sólo piensen en clave de marca corporativa sino en la función social que tiene encomendadas y en la sociedad andaluza". Así, les pidió que "presenten a la sociedad un proyecto de fusión con los estudios, la viabilidad económica y la garantía del empleo", ya que, "el fortalecimiento del sector financiero andaluz es la mejor garantía que hay para el empleo en las cajas de ahorro, para mantener las cajas como tales con la función social que tienen encomendadas y para el futuro de la economía andaluza".

  • 1