viernes, 16 noviembre 2018
06:52
, última actualización
Cultura

Belleza en la música de ascensor

el 30 nov 2011 / 19:05 h.

Teatro Lope de Vega. 29 de noviembre. Programa: ‘Música Instrumental'. Intérpretes: Rodrigo Leao Ensemble.Calificación: **

Unas semanas después de que el belga Wim Mertens pusiera en pie el Teatro Lope de Vega, el portugués Rodrigo Leao vino a hacer lo propio con una propuesta sonora tanto o más intimista que la del autor de Close cover. Leao sin embargo es un músico bastante más modesto que aquel. No es un buen melodista, sus obras tienen la misma evolución que una canción pop (practicamente ninguna) y el calado de buena parte de su obra es escaso. Su concierto fue tan amable y espartano como lo es su propia obra. Difícilmente podrá arrebatar, pero a pocos irritará una propuesta de música de cámara que tiende a la levedad y que se crece con los aires de tango y de fado que tan bien sabe incardinar en sus pentagramas.

Vino a presentar su nuevo álbum, A montanha mágica, decididamente un paso adelante en lo que hasta ahora ha venido haciendo. Más bien, un pasito. La música de Leao desprende un irresistible perfume luso. Huele y suena a melancolía y a alegría moderada. Los músicos le secundaron sin grandes alardes de virtuosismo. Su música no lo precisa. Menos aún cuando se desnuda de voz y se ofrece a secas. Entonces Leao asume el riesgo de que sus temas suenen a música de ascensor. Envoltorio perfecto, atisbos de sincera belleza y, de regalo, Passion, hit de quien fuera fundador de Madredeus. En todo caso, recuperar estas citas con las nuevas músicas ha sido uno de los aciertos de la nueva época que vive el Lope.

  • 1