jueves, 13 diciembre 2018
17:34
, última actualización
Local

Cae una banda mexicana que robó 6.000 euros a un vecino

Los cinco detenidos protagonizaron una peligrosa huida a toda velocidad por la A-92.

el 28 nov 2014 / 11:31 h.

TAGS:

Agentes del Destacamento de Tráfico de la Guardia Civil de Sevilla han detenido a cinco personas, dos mujeres y tres hombres de nacionalidad mexicana, que huyeron de los agentes tras robar 6.000 euros a un vecino de Sevilla en el polígono Parsi, según ha informado el Instituto Armado en una nota de prensa. Así, una patrulla del Destacamento de Tráfico de Sevilla observó un vehículo que circulaba a gran velocidad por la carretera A-92, por lo que los agentes lo siguieron para intentar que se detuviera e identificar a sus ocupantes, no obstante lo cual el conductor emprendió "una veloz y peligrosa huída" que les llevó a un polígono industrial de Alcalá de Guadaíra. Una vez allí, los ocupantes se apearon del turismo y emprendieron la huída a pie por distintas direcciones, pero gracias a la colaboración ciudadana la Guardia Civil consiguió detener a los cinco ocupantes, uno de los cuales se encontraba oculto en un contenedor de basuras y otro en el interior de una nave industrial. Cuando inspeccionaron el coche, los guardias civiles hallaron documentos de identidad falsos y mas de 6.000 euros en efectivo. Finalmente, los agentes consiguieron saber que, a estas cinco personas, en su mayoría de nacionalidad mexicana, las buscaba la Policía Nacional por formar parte de una banda organizada especializada en robar por el método del descuido. El 'modus operandi' de la banda consistía en establecer un dispositivo de vigilancia en las inmediaciones de sucursales bancarias para controlar los movimientos de los usuarios. Uno de los miembros, desde el interior, observaba a los clientes que habían retirado cantidades elevadas de efectivo y los señalaban como objetivo/víctima al resto de los miembros. Una vez elegida la víctima, la seguían e intentaban distraerla para robarle. Por ejemplo, aguardaban a que entrara en su vehículo y uno de los miembros le alertaba de que tenía una rueda pinchada mientras el resto aprovechaba la distracción para sustraerle la chaqueta o la cartera donde tenía el dinero. En el momento de ser detenidos por la Guardia Civil, los atracadores acababan de repartirse 6.000 euros fruto de un robo cometido en Sevilla.  

  • 1