Cañamero, libre tras negarse a declarar por la ocupación de una finca en Osuna

El sindicalista ha advertido, a su salida del TSJA en Granada, de la "represión injusta" que se está llevando a cabo contra el SAT.

el 10 jul 2013 / 15:48 h.

Cañamero, a su salida de la sede del TSJA en Granada. EFE Cañamero, a su salida de la sede del TSJA en Granada. EFE Danos tu opinión sobre esta noticia en nuestra página de Facebook.   El secretario general del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT),  Diego Cañamero, ha abandonado este miércoles la sede en Granada del  Tribunal Superior de Justicia Andaluz (TSJA), donde llegó a primera  hora como imputado por la ocupación de la finca militar Las  Turquillas, ubicada en la localidad sevillana de Osuna, después de  que fuera detenido el pasado martes por agentes de la Guardia Civil  por su reiterada incomparecencia para declarar por este caso. En declaraciones a los periodistas a su salida, Cañamero ha  advertido de la "represión injusta" que se está llevando a cabo  contra el SAT, junto a un "estrangulamiento" económico al sindicato.  Si bien, ha afirmado que "no podrán con el sindicato, ni con la lucha  del pueblo". Tras agradecer su apoyo a las personas que se han acercado a  Granada hasta su puesta en libertad y reconocer el trato recibido por  las autoridades, el portavoz del SAT ha afirmado que la detención ha  sido de "su cuerpo", pero su "alma y su corazón" están "con la gente  que pelea, que lucha, que defiende contra los desahucios, con los  pensionistas, con los que defienden la sanidad y la educación  pública". "Mi sitio está en la calle, con la gente que está en la calle  luchando por un mundo mejor, una justicia mejor y unos políticos que  nos representen y sean menos corruptos". Así, ha apuntado que "por  muchas veces" que lo detenga "no van a poder con la lucha justa de  los trabajadores. Cañamero ha señalado que "intentan equivocadamente paralizar" al  SAT, si bien el sindicato "lo cuestiona todo con su ejemplo". De esta  manera, ha señalado que, cuando se reprime al SAT, deben de estar  "orgullosos". "Son premios a nuestra lucha, a nuestra coherencia. El  día que nos alaben nos estaremos equivocando", ha subrayado. Tras anunciar nuevas movilizaciones y marchas para este mes de  julio, el secretario general del SAT ha vuelto a insistir en su  "insumisión judicial", desde 2010, y ha pedido "una justicia  independiente" y no movida por "actitudes políticas". "No voy a venir, ni a este ni a ninguna llamada de ningún juez.  Soy consciente y cargo con esa responsabilidad, porque no estoy  dispuesto a consentir ninguna represión injusta sobre este  sindicato", ha apuntado.

  • 1