Cañamero se niega a declarar ante el juez

El líder del SAT amenaza con nuevas ocupaciones y asaltos a supermercados.

el 22 oct 2013 / 12:25 h.

Diego Cañamero, este martes en los juzgados de Utrera. Diego Cañamero, este martes en los juzgados de Utrera. Importante revuelo el que se formó en la jornada de ayer a las puertas de los juzgados de Utrera. Hasta allí fue llevado el secretario general del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT), Diego Cañamero, después de su detención en la tarde anterior como imputado por la huelga de basuras que se registró hace varios meses en El Coronil. Sobre las 7.00 horas entraba en el edificio judicial utrerano, situado en la avenida San Juan Bosco, llamado a declarar en el juzgado número 4. El juez ordenó a la Guardia Civil que lo detuviera después de que en junio no compareciese al llamamiento debido a su estrategia de “insumisión judicial”. Para mostrar su respaldo a Cañamero, unas 70 personas acudieron a las puertas del juzgado, procedentes de otras localidades. Con banderas del SAT y megáfono en mano estuvieron gritando consignas de apoyo al sindicalista, con eslóganes como “¡Cañamero, libertad!”. Uno de los asistentes que se dejó ver por el lugar, llegando sobre las 10 de la mañana, fue su compañero de sindicato, y alcalde de Marinaleda, Juan Manuel Sánchez Gordillo. Él también se encuentra de actualidad, una vez que el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha decretado la apertura de diligencias previas en su contra por haber presuntamente utilizado fondos del Consistorio que preside para desplazar en autobuses a afiliados del SAT a la ocupación de fincas. Eran las 11.20 horas cuando, por la puerta lateral del edificio, Diego Cañamero era puesto en libertad con cargos. Él mismo explicaba que se había negado a declarar ante el juez “porque soy insumiso judicial, y lo voy a ser más porque no creo en esta Justicia”. El secretario general del Sindicato Andaluz de Trabajadores aprovechó también para denunciar la presión “a la que está sometido el SAT, que es el sindicato más represaliado de Europa”. Anunció que continuarán sus protestas y movilizaciones, con ocupaciones de fincas, asaltos a supermercados y organización de marchas para “seguir denunciando las injusticias”. La detención de Cañamero tiene que ver con la huelga en el servicio de recogida de residuos sólidos urbanos que se registró en El Coronil a comienzos de año, y que se prolongó 71 días. El origen se encuentra en una denuncia promovida por el Ayuntamiento coronileño debido a los incidentes que se produjeron durante dicha huelga. El juzgado investiga el incumplimiento de los servicios mínimos en la protesta y posibles delitos de obstrucción a la autoridad, contra la salud pública y contra los derechos de los trabajadores.

  • 1