jueves, 21 febrero 2019
15:35
, última actualización

Caos de circulación en la zona norte de Alcalá de Guadaíra por las obras del tranvía

Conducir por la zona norte se ha convertido en un verdadero calvario para los alcalareños, hasta el punto de que ya son muchos los ciudadanos que prefieren hacer más kilómetros y utilizar otra de las entradas al municipio para evitar el intenso caos de tráfico que se produce en esta parte de la ciudad. Al problema habitual se han unido las obras del tranvía por esta zona y, en días puntuales, el cierre del acceso a la ciudad por la carretera de La Liebre, convirtiendo a ésta en la única entrada desde la A-92.

el 11 jul 2010 / 16:33 h.

Tras las continuas quejas de los ciudadanos sobre el tráfico en la zona norte, el Partido Andalucista local ha optado por realizar un completo estudio del mismo y entregárselo al equipo de Gobierno socialista para que tome las medidas oportunas. El documento detalla todos los problemas relacionados con el tráfico en el municipio, aunque la mayor parte, afectan a esta zona de la ciudad. Por esta razón, el portavoz del PA, Francisco Rubio, ha entregado dicho documento para que actúen sobre el problema, "subsanando las deficiencias, que en lo referente al tráfico son demasiadas en la zona norte de Alcalá de Guadaíra".


El PA señala como agravante la colocación de las vías del tranvía y por ello, insiste en que el alcalde de la ciudad, Antonio Gutiérrez Limones (PSOE), "debería estar más atento a los problemas de tráfico y a una mejor señalización de la zona y observar que se cumplen las señales".

Para acabar con tantas incidencias, Francisco Rubio ha pedido un esfuerzo para terminar con los trabajos del tranvía en el cruce de la zona norte: "Ahora es el único punto de acceso a esta zona desde la A-92, el tráfico es mucho mayor que hace unos meses y la confluencia de obras limita en exceso el paso por este punto", apunta.

"Limones debería estar más atento al tráfico y ser más sensible con los ciudadanos que sufren continuamente las obras que se suceden una tras otra y, aunque son necesarias, pueden compensarse disminuyendo las molestias que a diario sufren estos vecinos, asfaltando tramos ya acabados o regulando mejor el tráfico", explicó Rubio.

Por último, ha solicitado al Gobierno local mayor control en los aparcamientos de esta zona, que sería una forma de mejorar la circulación, algo que no se está haciendo bien. "Aunque la pésima gestión del tráfico de Limones es algo que ya conocen todos los ciudadanos porque lo sufren a diario", lamentó el edil.

  • 1