martes, 23 abril 2019
10:34
, última actualización
Economía

Casi un millón de viviendas se quedarán sin vender este año

La peculiar crisis en la que está sumido el sector inmobiliario en España no tiene fin. La dificultad de acceso al crédito y la caída del consumo traerán consigo un stock de viviendas que rozará el millón a finales de 2008. Mientras tanto, el precio de los pisos continúa su tendencia bajista: ha caído el 5,9% en 9 meses. Foto: El Correo.

el 15 sep 2009 / 16:46 h.

La peculiar crisis en la que está sumido el sector inmobiliario en España no tiene fin. La dificultad de acceso al crédito y la caída del consumo traerán consigo un stock de viviendas que rozará el millón a finales de 2008. Mientras tanto, el precio de los pisos continúa su tendencia bajista: ha caído el 5,9% en 9 meses.

Pintan bastos para el negocio inmobiliario en España. Según los últimos datos proporcionados por la sociedad de tasaciones inmobiliarias Tinsa, en el segundo trimestre del año salieron al mercado 184.200 viviendas, pero tan sólo se vendieron 75.000, lo que significa que las 110.000 restantes se sumaron al acumulado (680.000 pendientes de venta).

De esta forma, Tinsa prevé que en 2008 se venderán 300.000 viviendas, lo que elevará el stock inmobiliario al cierre del año a 920.000-930.000 inmuebles, exceso que se irá absorbiendo durante los dos próximos años.

A juicio del director general de la compañía, Luis Leirado, la absorción del stock no será "rápida", ya que dependerá de las medidas que está tomando el Gobierno, como el fomento del alquiler y de las viviendas protegidas, y de cómo afecten al equilibrio entre oferta y demanda.

En esta absorción, la demanda embalsada que existe en la actualidad jugará un papel importante "cuando cambien las condiciones económicas", ya que representará un componente fuerte de impulso del mercado.

Esta balsa de demanda está compuesta, principalmente, por jóvenes e inmigrantes, que se encuentran con problemas en su situación laboral, así como con restricciones de crédito hipotecario en un contexto de falta de liquidez.

Este mismo índice recoge que el precio de la vivienda cayó el 5,9% en los nueve primeros meses del año, aunque fue casi el doble el descenso en los inmuebles usados que en los nuevos.

Según Leirado, la caída acumulada del precio hasta septiembre fue mayor en las áreas metropolitanas (8,8%), seguidas por la costa mediterránea (8,1%), las grandes ciudades y capitales (6,5%), las islas Baleares y Canarias (4,4%) y el resto de municipios (4,2%). En los últimos 12 meses (septiembre 2007-septiembre de 2008), el precio de la vivienda libre nueva cayó un 3,5%, en tanto que la usada bajó el doble, en concreto un 7%.

El precio de los pisos, que comenzó a caer en marzo, ha sido "suave y continuo", según Leirado, quien indicó que la tendencia es que baje de forma "sostenida".

  • 1