viernes, 22 febrero 2019
06:58
, última actualización
Economía

«Cataluña es una comunidad más subsidiada que la nuestra»

«La economía irregular no amortigua la crispación; empobrece al país»

el 06 jun 2010 / 20:53 h.

-Paro. Usted ya ha comentado que habrá recuperación de empleo neto en la comunidad en 2011 pero, ¿cabe la posibilidad de una recaída?

-No la contemplo en este momento. Todo dependerá de si la inversión privada tira del carro como debe hacerlo. Nos tenemos que dar cuenta de que del consumo ya no puede tirar tanto el sector público como lo ha hecho estos dos últimos años, pues está exhausto en cuanto a su capacidad de endeudamiento, le toca al sector privado, y si lo hace, podremos tener creación de empleo en 2011. Lo peor ya ha pasado.

-¿Se atrevería el consejero a cifrarlo?

-No. Son estimaciones que se realizan desde la Secretaría General de Economía de la Consejería de Economía, que es la que maneja todos los simuladores macroeconómicos. En el último trimestre de este año sabremos las previsiones.

-¿Son tiempos de recortes. ¿Teme que se aplique la tijera a su Consejería?

-Los compromisos con los agentes económicos y sociales en el VII acuerdo de concertación social y en el programa Andalucía Sostenible son una prioridad y se mantendrán y así lo han manifestado el presidente y la consejera de Hacienda y Administración Pública. Casi la mitad de las medidas de la concertación social corresponden a esta Consejería.

-Vuelven los ataques al subsidio agrario. Pero, al margen de ellos, ¿no cree que, tras tres décadas de la prestación, toca una profunda reforma?

-El subsidio agrario ha cumplido un papel importantísimo tanto económico, pues se ha pasado de una economía donde la agricultura tenía un papel fundamental a la economía de servicios de hoy en día, como social, porque ha fijado la población al territorio interior de Andalucía, y fíjese el despoblamiento interior de Castilla y León, algo indeseable. Algunas declaraciones, como las del señor Duran i Lleida, manifiestan un desprecio y un desconocimiento absoluto de lo que es Andalucía y de lo que significa esa ayuda, que, por otro lado, ha venido reduciéndose. Si cogemos los subsidios que se dan por trabajador, Cataluña es una comunidad más subsidiada que Andalucía. Por tanto, esos dirigentes usan antiguos estereotipos que no se contrastan en absoluto con los datos.

-La crisis actual revela un auge de la economía sumergida. ¿Cómo atajarla?

-Con el compromiso de todos y cada uno de nosotros. No podemos tener cada uno un policía detrás.

-Eso es filosofía, ¿no hay un plan específico?

-Para nosotros es una prioridad, pero la Inspección de Trabajo es una competencia nacional. Nosotros acordamos con el Gobierno [central] los planes de inspección y estaremos siempre colaborando para perseguir esa economía sumergida.

-¿Y juega un papel amortiguador de la crispación social?

-No. La economía sumergida siempre empobrece a un país.

-¿Es partidario de una ampliación de la vida laboral?

-No tendremos más remedio por la propia evolución demográfica.

-¿Qué otras medidas cree que garantizarían el sistema público de pensiones?

-Existen diversas alternativas pero creo que la fundamental es el aumento de la tasa de actividad y, dentro de ésta, la femenina. El futuro en el mercado laboral tiene nombre de mujer.

El perfil. Manuel Recio atiende al periodista un día después de la trágica explosión de la pirotecnia de Benacazón y aún se le nota en el semblante su consternación. Ha estado en el tanatorio y en el hospital. "Es muy duro, es muy duro".

Con su radiofónica voz, Recio (Madrid, 1963) responde a cada pregunta sin titubear y gusta de extenderse en las explicaciones macro, por algo es doctor en Económicas. Es hábil comunicador, el gustillo por el mundo periodístico lo heredó de sus tiempos como jefe de Prensa del almeriense Hospital de Poniente.

¿Quién es Manuel Recio? Responde que, ante todo, "un socialista". ¿Cómo se sintió al asumir una Consejería, la de Empleo, que es un marrón? Fue, dice, "un honor" y niega la mayor, que sea un marrón o que depare muchos marrones.

Este almeriense de adopción fue hasta hace dos meses y medio secretario general de Economía, desde donde manejó estadísticas que le inducen a ser optimista y a aseverar que lo peor de la crisis ha pasado.

  • 1