Local

Chamizo mediará con la vecina de Los Bermejales

El defensor del Pueblo, José Chamizo, se reunió ayer con los vecinos afectados de Los Bermejales por las "constantes agresiones" que sufren de su vecina Concepción C., y señaló que intentará dialogar con ella. (Foto: Javier Díaz)

el 14 sep 2009 / 22:49 h.

TAGS:

El defensor del Pueblo, José Chamizo, se reunió ayer con los vecinos afectados de Los Bermejales por las "constantes agresiones" que sufren de su vecina Concepción C., y señaló que intentará dialogar con ella. Antes recabará información del caso en la Subdelegación del Gobierno y el Ayuntamiento.

José Antonio Alonso, lejos de su vivienda desde hace un mes; María Luisa Rodríguez, la última víctima agredida en la barriada de las 92 viviendas; y su tocaya María Luisa Reina, que se mudó un lejano 16 de mayo ante las circunstancias, se vieron ayer con el defensor del Pueblo. "Estamos contentos y confiamos en la justicia. Creemos que el defensor puede mediar en el problema que tenemos con esta mujer", apunta el afectado José Antonio.

José Chamizo escuchó las denuncias de estos vecinos, que representaban a todo su vecindario. Denuncias acompañadas de lágrimas, como las de María Luisa Ponce, a las que Chamizo intentó apaciguar, por más que insistiera en que "nunca se sabe cómo pueden terminar estas situaciones si no se actúa de inmediato".

Y mientras las autoridades se dan maña en el caso, Chamizo hará lo que suele: mediar. Ayer anunció que se reunirá con la vecina causante de tantos temores, mas antes recabará varios informes para ponerse al día -uno a la Subdelegación del Gobierno, otro al área de Bienestar Social y Salud del Ayuntamiento (con cuya delegada, Ana Gómez, se verán hoy los vecinos) y, por último, a las autoridades judiciales.

"Esta mujer no es que impresione por su aspecto físico porque es una persona normal, sino por las denuncias falsas que te pone", asegura indignada Reina. No es para menos su temor: Concepción C. ha interpuesto más de 600 denuncias contra vecinos por presuntos maltratos a miembros de su familia, especialmente a su hija.

Tanto es el miedo que aseguran tenerle ya en el barrio que los vecinos procuran no cruzarse con ella: "Sales de casa y te para la policía para registrarte el maletero del coche y es que resulta que te ha puesto una denuncia... ¡Lo que hay que aguantar!", se lamenta Ponce, quien asegura que si no le dan otra vivienda no lo podrá soportar. "Lo último que me dijo en plena calle fue: 'Te tengo que quitar del medio y vas a salir en un cajón'. Ya no aguanto más, o se la llevan a ella y la tratan o me terminaré mudando yo, y no creo que sea lo más lógico".

El 20 de diciembre, Concepción, sus hijos y yerno la emprendieron a palos -cuchillo incluido- contra uno de los vecinos, obligando a la intervención de las policías nacional y local.

  • 1