martes, 18 diciembre 2018
23:39
, última actualización
Local

Circular por la autovía del Algarve cuesta ya 8 céntimos el kilómetro

El polémico peaje impuesto por Portugal sólo se puede pagar con un dispositivo electrónico cuya compra es muy engorrosa.

el 08 dic 2011 / 16:47 h.

TAGS:

Desde ayer, circular por la autovía del Algarve ya no es gratis. El peaje de la A-22 entró ayer en funcionamiento, en pleno puente de la Constitución, envuelto en la polémica. Partidos andaluces, empresarios, usuarios y organizaciones sociales, sobre todo de Huelva, rechazan de plano la medida tomada por el Gobierno luso por decreto para aliviar sus maltrechas cuentas. El elevado precio -el kilómetro costará entre ocho y once céntimos- y el dificultoso sistema de pagos, que sólo se puede realizar con un dispositivo electrónico, son las principales pegas a la nueva tasa.


Hay tres formas de pagar el peaje, aunque siempre con el dispositivo electrónico, ya que en la autovía no hay ni barreras ni cabinas para abonarlo en efectivo. La primera es la compra del dispositivo por 29,5 euros en cualquier sucursal de Caixa Geral en España y la apertura de una cuenta en este banco asociada al aparato. Así, cada vez que se utilice la A-22 los costes del peaje serán cargados a la cuenta del usuario. Esta modalidad sirve para cualquier autopista de Portugal, también para las de peaje manual.

Una segunda forma es adquirir un sello de prepago que cuesta 20 euros y sirve para tres días. Permite circular por la autovía del Algarve -y en todas con peaje electrónico- tantas veces como se quiera e independientemente del número de viajes realizados. Estos sellos se pueden comprar en Internet en la página electrónica de Correos de Portugal, en las oficinas postales del país vecino y en algunas gasolineras. Y, por último, la tercera modalidad consiste en el alquiler del dispositivo electrónico en oficinas de Correos de Portugal y tiendas Vía Verde por un coste de 6 euros la primera semana y 1,5 euros por cada semana más. Además, hay que desembolsar 27,5 euros de fianza por el aparato, cantidad que será devuelta a la entrega del mismo, y realizar una precarga mínima de 10 euros -20 euros para vehículos pesados-.

GRATIS. Sin embargo, no toda la autovía está sometida al peaje. Las dos primeras salidas desde España, las correspondientes a Vila Real de Santo António/Castro Marim y Altura/Monte Gordo estarán exentas del pago de tasas. A partir de este punto ya comenzará el sistema de peaje a través una serie de arcos instalados en la carretera que permitirá la identificación automática de los coches. Desde Ayamonte (Huelva) a Tavira se cobrará 2,30 euros y ese montante irá aumentando conforme se sumen kilómetros. Por ejemplo, la ida y vuelta a Faro costará 10 euros, e ir y volver a Portimao, otro de los destinos preferidos por los andaluces, saldrá por 20,10 euros.

La multa por no pagar el peaje equivale a diez veces el precio de la tasa, con una cantidad mínima de 25 euros. La única opción de ir gratis hacia el sur de Portugal es circular por la nacional 125 portuguesa, carretera que registra uno de los mayores índices de siniestralidad en Europa.

Toda la provincia de Huelva está en contra del controvertido peaje que el Ejecutivo portugués ha impuesto por decreto ley para recaudar fondos. Los empresarios onubenses temen que, en plena crisis, baje considerablemente la llegada de turistas portugueses a la costa de Huelva, sobre todo a Isla Canela. Algunos hoteleros y agencias de viajes han optado por asumir ellos el coste de la tasa en los paquetes turísticos que ya estaban cerrados. El problema, dicen, será mayor a partir del año que viene. Uno de los colectivos más afectados es el de los transportistas, que denuncian que no podrán asumir el coste del nuevo peaje.

También la Junta de Andalucía ha criticado la medida, que asegura que provocará serios "perjuicios" a la economía, aunque recuerda que el Gobierno luso es soberano y puede tomar sus propias decisiones. El PP de Huelva atribuyó ayer la nueva tasa a la "inacción" de los gobiernos socialistas, que "no han hecho nada para su implantación", a pesar del "grave perjuicio" que acarreará para la economía onubense, afirmó el secretario general de los populares onubenses, David Toscano.


  • 1