lunes, 18 febrero 2019
08:46
, última actualización
Local

CiU y PNV dejan solo al Gobierno para aprobar los Presupuestos

La abstención de catalanes, CC y UPN salva el techo de gasto propuesto por el PSOE.

el 20 jul 2010 / 20:43 h.

TAGS:

José Blanco conversa con Duran i Lleida antes del debate.

Por la mínima. El Pleno del Congreso de los Diputados aprobó ayer por cuatro votos de diferencia el límite de gasto no financiero para 2011 -122.256 millones de euros, un 7,7% menos que en 2010-, el primer paso para la elaboración de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2011, que sólo recibió el apoyo de los 169 votos del PSOE, si bien pudo salvar el rechazo de los 166 de PP, PNV, ERC, IU, ICV, BNG, NaBai y UPyD gracias a la abstención de CiU, Coalición Canaria (CC) y UPN. No obstante, toda la oposición coincidió en criticar duramente la política presupuestaria del Gobierno.

El portavoz de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran Lleida, aclaró que su abstención al techo de gasto de los presupuestos para el próximo año no significa que vayan a apoyar los Presupuestos Generales para 2011, porque no lo harán.

Esta situación, no obstante, no desanimó al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, de cara a la negociación de los presupuestos y, echando mano de la Biblia, declaró: "Cada día tiene su afán, hay que trabajar", en referencia a las negociaciones que su grupo tendrá que mantener, sobre todo, con PNV -con cuidado para que no perjudique la coalición de gobierno en el País Vasco-, CC y con CiU. El PNV ya advirtió ayer al Gobierno de que si quiere contar con los nacionalistas vascos para aprobar los Presupuestos y disfrutar de una legislatura estable, deberá mostrar "más voluntad" para llegar a acuerdos que la expresada tras el debate sobre el estado de la nación.

Aunque la vicepresidenta económica del Gobierno, Elena Salgado, defendió que el objetivo techo de gasto para 2011 se enmarca en un proceso de "aceleración" de la reducción del déficit público ante el "notable deterioro" de las cuentas públicas, que tendrá un efecto positivo en la reducción de la prima de riesgo de España en los mercados financieros, e impulsará la captación de financiación del sector privado y la recuperación, sus argumentos no calaron en los grupos, salvo el PSOE.

Abrió fuego el portavoz económico del PP, Cristóbal Montoro, quien apuntó en tono irónico que la vicepresidenta había "regalado" al hemiciclo una "larguísima exposición" de más de 40 minutos para "celebrar que continúa en su puesto", presentando un escenario "bastante inútil" de y estimaciones "que no son fiables ni rigurosos". "Seguimos en zona de riesgo y sin poder financiar la posición por culpa del Gobierno", dijo.


  • 1