sábado, 17 noviembre 2018
13:35
, última actualización
Economía

Cívica gana el 8% más al dedicar menos a dotaciones y a la fusión

El grupo que integra a Cajasol obtiene un beneficio neto de 149 millones entre enero y septiembre.

el 14 nov 2011 / 10:35 h.

Banca Cívica , entidad que agrupa a Cajasol, Caja Navarra, Caja Burgos y Caja Canarias, cosechó un beneficio neto consolidado de 148,8 millones de euros hasta septiembre, un 8,13% más que en el mismo periodo del ejercicio precedente, fruto, según explicó el grupo, de la contención de los gastos de personal (un 8,2% inferiores), el aumento de ingresos por productos y servicios (un 8%) y un menor desembolso en dotaciones en ese periodo.

El resultado atribuido a la entidad dominante se elevó hasta los 150,15 millones, un 8,4% más, en un contexto de caída del 24% del sector, si bien Cívica destacó que el beneficio se habría situado muy por encima de no ser por el impacto de la integración (111,44 millones), el coste neto del FROB (23,18 millones) y la dotación para el Impuesto sobre los Depósitos de Clientes en Andalucía, que le supuso a Cívica un gasto extra de 18,75 millones en los primeros nueve meses del año.

Según informó a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) , solo en el tercer trimestre el beneficio neto ascendió a 47,6 millones, un 18,2% más, periodo en el que los gastos de personal se redujeron un 8,4% respecto al trimestre anterior y un 11% en comparación con el periodo de enero a marzo.

Cívica destacó que ya ha abonado el 81% de los costes derivados de la fusión -estimados en 462 millones- a pesar de que se había marcado como fecha en el calendario diciembre de 2012.

De hecho, los gastos por este concepto entre enero y septiembre se tradujeron en 111,4 millones, una cifra que se dejó notar en el margen de explotación, que se resintió un 50,2%, hasta los 85 millones de euros. El margen de intereses descendió un 28%, hasta los 600 millones, mientras que el margen bruto cayó un 22%, a los 970 millones.

Durante el segundo trimestre Banca Cívica obtuvo una inyección extraordinaria de 46 millones procedentes del acuerdo con la aseguradora Aegon en el segmento de Vida y Pensiones, que sirvieron para aliviar los costes de integración y disparar un 60% el beneficio antes de impuestos.

Los activos ascendieron a 72.402 millones entre enero y septiembre, el 1,4% más, mientras que los créditos a la clientela descendieron un 1,44% -una tercera parte de lo que cae el sector, remarcó la entidad-, hasta 49.589 millones, y los depósitos se situaron en 50.903 millones, con una reducción del 1,3%. La entidad no ofreció los datos en comparación interanual, es decir, con septiembre del año pasado.

La tasa de morosidad total escaló al 6,2%, mientras que la mora crediticia se situó en el 7,73%.

Cívica enfatizó además que, gracias al esfuerzo de dotaciones y provisiones acometido a finales de 2010, que superó los 4.000 millones de euros, y tras la salida a bolsa protagonizada en julio, Cívica presenta una ratio de solvencia del 13,16% y un core capital (capital principal de la máxima calidad) del 9,53%. Además, precisa que, aplicando los recortes de deuda soberana y de inversión crediticia que plantea la autoridad bancaria europea (responsable de los test de estrés), Cívica superaría el requerimiento exigido a los bancos sistémicos con un 9,1%.

Su nivel de liquidez disponible se situó en los 16.048 millones, de los que 7.500 correspondían a liquidez básica y el resto, a disponibles adicionales. Tranquilidad, pues, aseguró para afrontar los vencimientos de financiación mayorista de 11.337 millones hasta 2015.

Hasta septiembre, Cívica contaba con una plantilla de 7.827 trabajadores, con un recorte del 12,23% (1.091 personas), cerró 136 oficinas (8,8%), hasta las 1.415, y 2.153 cajeros (el 5,24% menos).

 

  • 1