miércoles, 20 marzo 2019
18:02
, última actualización
Economía

Coletazos del temporal en la cesta

Las hortalizas se disparan de precio al retrasarse las cosechas por las lluvias

el 13 abr 2010 / 20:01 h.

Un cliente realizando su compra ayer en un puesto del mercado de la Encarnación.

Entra Carmen en su frutería del barrio sevillano Pino Montano. Pregunta por el precio de los pimientos para freír, ya prevé que serán caros, subieron hace unos días. "¿80 céntimos el cuarto de kilo? Va a ser que no". "Valen eso porque no hay", responde la frutera. "Es ahora cuando pagamos las consecuencias del temporal de invierno".

En efecto, las hortalizas y las patatas comenzaron hace un par de semanas una escalada, pues el largo invierno de lluvias retrasó las plantaciones y la cosecha escasea ahora. Un ejemplo, la comarca sevillana de Los Palacios, donde la siembra de los tomates suele ser en marzo, y en ese mes de este año las aguas todavía hacían de las suyas.

Las estadísticas sobre los precios en origen (en los mercados agrarios) elaboradas por la Consejería de Agricultura confirman esa tendencia al encarecimiento, al igual que las del Ministerio de Industria lo hacen al analizar las cotizaciones en la venta al público.

Así, la Consejería percibe en la última semana un incremento de hasta el doble en berenjenas, hasta el triple en los calabacines, hasta cuatro veces más en las lechugas y unos porcentajes que, en función de la variedad, oscilan entre el 30% y el 283% en los pimientos y hasta del 123% para los tomates, si bien es cierto que entre éstos últimos hay tipos que se han abaratado en la comparación interanual (respecto a la misma semana de 2009). Y tres cuartos de lo mismo ha ocurrido con la patata, puesto que las variedades más tempranas no se sembraron o se pudrieron (sus precios se han doblado, aunque en el mercado, como apunta la patronal Asaja, hay mucha producción vieja importada).

En las tiendas, el Ministerio de Industria constató en marzo una subida mensual del 22,73% en los pimientos, del 9,2% en la lechuga y del 5,45% para los tomates de ensalada.

Francisco Vargas, presidente de Asaja de Almería, admite que el temporal ha recortado las cosechas, pero estima que los precios son "razonables". Es más, indica que en las grandes cadenas de distribución -"pese a que me cueste reconocerlo"- la hortaliza está más baratas que en las tiendas tradicionales, pues las comercializadoras del campo negociaron con aquéllas a precios del año pasado, frente a unas fruterías que compran al día.

Pero anuncia una pronta estabilización cuando entren en producción otras regiones, entre ellas Murcia, y países europeos, como Francia, también retrasados este año.

En plena ebullición del mercado de abastos de la Encarnación, compradores y vendedores hacían ayer su cometido como cada jornada. Algunas consignas de resignación se oyen entre señoras que, efectivamente, han visto cómo se ha encarecido la cesta de la compra, aceptando por otro lado que se trata de productos de los que no se puede prescindir. "Esto es así. Por mucho que te digamos, no van a bajar los precios y las verduras siempre están variando", decían unas. Otras aseguraban ser incapaces de retener todos los cambios.

Para Juan Pérez, un asiduo comprador del mercado, "se ha notado una ligera subida, pero tampoco puedo decir que sea espectacular. Sí lo he notado es la lechuga y los alcauciles. Y las fresas, por supuesto que han subido". Y es que esta fruta, habida cuenta de las graves pérdidas que sufrió su recolecta a causa del temporal, ha sido de las más codiciadas.

Los comerciantes de la Encarnación son optimistas en cuanto a la situación actual y aseguran que la cosa se está normalizando. Es el caso de Lorenzo Moreno, que afirma que "la fresa ya está a buen precio (2,4 euros/kg.)".

No obstante, la falta de producción que han dejado atrás las lluvias y las heladas se ha dejado sentir, según este vendedor, sobre todo en la lechuga. "Yo me he tenido que venir dos días de Mercasevilla sin lechuga". El tomate es otro afectado más por las inclemencias del tiempo. El pimiento aún se mantiene caro, a 3,4/kg., si bien Domingo Alcantarilla augura desde su puesto de verduras que "ya está comenzando a bajar".

La tendencia hacia la estabilización del precio de los productos verdes de la cesta andaluza de la compra es, en definitiva, casi unánime y lo que hace sólo un par de meses "era un calvario" para vendedores y compradores, se está convirtiendo en una bajada "por día", aseguran los tenderos de la Encarnación.

 

  • 1