viernes, 26 abril 2019
17:21
, última actualización
Local

Cómo hacer un Presupuesto en crisis

Las cuentas de la crisis saldrán del Consejo de Gobierno andaluz mañana. El de 2009 será el primer Presupuesto en muchos años que la Junta aprueba con todos los indicadores en contra. ¿Cómo hacerlo? Foto: Gregorio Barrera.

el 15 sep 2009 / 17:24 h.

TAGS:

Las cuentas de la crisis saldrán del Consejo de Gobierno andaluz mañana. El de 2009 será el primer Presupuesto en muchos años que la Junta aprueba con todos los indicadores en contra. ¿Cómo hacerlo?

La oposición da recetas radicalmente opuestas -el endeudamiento que demoniza el PP es reivindicado por IU-, pero será el Gobierno el que tenga, más que nunca, que elegir sus prioridades. Economistas andaluces de prestigio marcan las que creen que han ser las grandes líneas del Presupuesto en tiempos de crisis.

Inversiones. De cómo hacer "de la necesidad, virtud". "Hay que hacer de la necesidad, virtud", ilustra Diego Martínez López, economista de la Universidad Pablo de Olavide y director del servicio de estudios de Cajasol. Se refiere el profesor a que "las líneas maestras del presupuesto de 2009 han de sentar ya las bases de la recuperación". ¿Cómo? Apostando por la inversión productiva, en capital físico, tecnológico y, sobre todo, humano. Sobre ese impulso a "políticas que incrementen la productividad" abunda José Manuel Sánchez Maldonado, catedrático de Hacienda Pública de la Universidad de Málaga. Al invertir, dice, la innovación y la educación han de ser las dos grandes prioridades de la administración: "Necesitamos tener un capital humano competitivo para salir de la crisis". A eso se refiere José María O'Kean, catedrático de Economía Aplicada, cuando defiende que, al hacer un Presupuesto en plena crisis, hay "que mirar a largo plazo, pensar en el futuro".

Gasto social. Atender a las principales "víctimas" de la crisis. Pero Sánchez Maldonado y O'Kean no pierden de vista que el mantenimiento del pulso inversor ha de ser compatible con un gasto social sólido. "Las principales víctimas de la crisis son los más necesitados", sostiene el economista malagueño. José María O'Kean añade un matiz: "El margen de maniobra en el Presupuesto, en realidad, es escaso porque una gran mayoría del gasto está comprometido por decisiones anteriores, pero está claro que las ayudas a las familias no deben perder peso en el Presupuesto, ahora más que nunca".

Austeridad. Gestión eficiente más que intentar ahorrar. Y si la actividad económica cae y la recaudación por impuestos también, ¿de dónde sacar dinero para invertir y atender las necesidades sociales? "Austeridad" es la palabra mágica a la que acude la Junta ante este dilema. En eso están todos los partidos de acuerdo. José María O´Kean teme que se malentienda: "La gente tiene que ahorrar, pero no la Junta", sostiene. A su juicio, "más que austeros, los presupuestos han de ser eficientes, que se gestionen bien". "Pero el Estado que consuma", remata O'Kean, para contrarrestar la caída del consumo privado. Al hablar de apretarse el cinturón, Diego Martínez va más allá: "A lo mejor, a medio plazo, hay que congelar el sueldo a los funcionarios o ganar eficiencia rompiendo la regla incrementalista del Presupuesto", apunta.

Impuestos. No quitar "gasolina" a un "motor que ya va cortito". El endeudamiento (un 1% del PIB) ha sido el recurso al que ha acudido la Junta, de momento, para compensar la merma de ingresos. Sánchez Maldonado, O'Kean y Martínez lo ven oportuno: "Si la Junta pide más dinero prestado, lo que haría es impedir que esos recursos estén en manos del sector privado", reflexiona Martínez. También hay consenso al rechazar la receta de alcaldes e incluso de la consejera de Gobernación, Clara Aguilera, sobre una subida de impuestos municipales: "Haría caer el poder adquisitivo de las familias y en este escenario no es lo adecuado", dice Sánchez Maldonado. "Es quitarle gasolina a un motor que ya va cortito", añade Martínez.

  • 1