Local

Cómo malgastar dinero en el Casino

El PP culpa al anterior gobierno de la discutible reurbanización del entorno, realizada este año con un coste de 300.000 euros, y lo reformará otra vez.

el 20 may 2012 / 18:26 h.

TAGS:

La lengua de asfalto llega, literalmente, hasta las escalinatas del Lope de Vega. A la derecha puede verse una isleta de tierra sin bordes que la delimiten, y en ella varias palmeras secas.

Cualquiera que haya acudido en las últimas semanas al Teatro Lope de Vega o haya paseado por los alrededores del Casino de la Exposición no habrá podido evitar fijarse en la rehabilitación de dudoso gusto que el Ayuntamiento de Sevilla ha perpetrado allí. Una supuesta recuperación del entorno de aquel edificio, heredado de la Exposición Iberoamericana de 1929, donde según parece alguien ha querido recrear una jungla amazónica mediante la plantación de una suerte de palmeral que chirría con el contexto arquitectónico.

Y es que la vegetación tropical elegida parece más propia de Isla Mágica que del centro hispalense. Para colmo, las calles que rodeaban el conjunto monumental han sido sustituidas por una lengua de asfalto que, sin el menor pudor, se extiende hasta lamer literalmente los peldaños de mármol del zaguán del Lope y las escalinatas del Casino.Estos trabajos de reurbanización, que arrancaron a finales de 2011 y concluyeron este marzo, han costado nada menos que 300.000 euros de dinero público, pagados con cargo a los presupuestos del Plan Proteja (Programa de Transición al Empleo de la Junta de Andalucía), un programa que pagaba la administración autonómica y que pretendía fomentar la inversión pública desde los ayuntamientos, es decir, la versión regional del Plan 8.000 del anterior Gobierno central.

Pero el problema no está sólo en la discutible estética resultante de estos trabajos, sino en que carecen del más mínimo sentido urbanístico. Así, se ha olvidado incluir aceras y bordillos, y se han distribuido isletas de vegetación en medio del asfalto, que se han acabado convirtiendo en rotondas para los vehículos que, ahora con más facilidad que antes, pueden llegar sin problemas a aparcar justo a las puertas del Casino de la Exposición y del teatro.Y esto no es todo. Cuando todavía ni se ha inaugurado la obra, la falta de cuidados de jardinería regalan al paseante estampas de palmeras caídas, plantas pisoteadas y restos de botellonas semienterradas.El propio director del Lope de Vega, Juan Víctor Rodríguez Yagüe, confesaba esta semana a El Correo que estos trabajos han "afeado" el entorno del teatro, algo que ha trasladado a la delegada municipal de Cultura, María del Mar Sánchez Estrella, para que le busque una solución.

Desde el Ayuntamiento han explicado a este periódico que esta obra es responsabilidad del anterior gobierno local (PSOE-IU), aunque haya sido ejecutada bajo el mandato del PP. Según la versión municipal, el Ejecutivo anterior fue quien diseñó el programa de actuaciones que se iban a acoger al Plan Proteja. "Ahora, una vez terminadas las obras, se ha visto que no estaban bien pensadas" porque, entre otras cosas, "faltan los acerados y bordillos, hace falta poner más tierra en las plantaciones de palmeras y buscar fórmulas para evitar que entren los coches", según admitían.

Por ello, Sánchez Estrella se ha puesto en contacto con Urbanismo para tratar de "apuntalar" estas obras y rematarlas, tratando de no levantar nuevamente toda la zona. "El proyecto ejecutado no ha cumplido las expectativas y hay que mejorarlo", anuncia el Consistorio, que aún no tiene plazos ni presupuestos para ello. Ante la pregunta de cómo es posible que se diera luz verde a este proyecto heredado del anterior equipo sin revisarlo, las fuentes municipales indican que para no perder la subvención había que iniciar las obras en 2011, ya que de lo contrario tendrían que haber devuelto los 300.000 euros a la Junta.Esto parece indicar que el Ayuntamiento se vio obligado a acometer a toda celeridad estos trabajos, pasando por alto sus carencias, a pesar de que esta reurbanización estaba prevista y anunciada desde 2010.El Plan Proteja establece además que para que no se pierda la ayuda los proyectos debían estar listos antes del 31 de marzo de 2012, por lo que parece que, además de palmeras, a este proyecto le han sobrado prisas.

  • 1