viernes, 23 agosto 2019
08:55
, última actualización
Local

Concentración en La Colina de Camas para reclamar las obras prometidas en el colegio

Padres de alumnos piden el arreglo del estado de "ruina" del recreo y las pistas deportivas.

el 13 mar 2015 / 10:56 h.

TAGS:

Los cerca de 400 alumnos del Colegio de Educación Infantil y Primaria (CEIP) La Colina, perteneciente a Camas (Sevilla), junto a sus padres y madres, han celebrado este viernes una concentración de protesta a las puertas del centro, para reclamar a la Consejería de Educación que acometa de una vez las obras destinadas a solucionar el estado de "ruina" del recreo y las pistas deportivas como consecuencia de la construcción del centro sobre terrenos de arcillas expansivas. La concentración ha sido convocada por la asociación de madres y padres de alumnos (AMPA) del colegio y según ha informado a Europa Press Rocío Arias, miembro de la AMPA, ha estado seguida de una jornada de "aulas vacías". "La mayoría de los niños no ha entrado a clase", ha asegurado avisando de que esta movilización estará seguida de otras más, hasta lograr que la Administración educativa acometa los trabajos comprometidos para reparar el estado de "ruina" en el que se encuentran el recreo y las pistas deportivas del colegio, aquejadas de preocupantes grietas y fracturas. Según Rocío Arias, el "proyecto de obras" elaborado por la Administración educativa implicaría una inversión de aproximadamente "880.000 euros" y la Junta de Andalucía alega que "no hay dinero" para hacer frente a ese desembolso. "La Junta de Andalucía no está atendiendo al colegio", ha enfatizado avisando de que habrá más movilizaciones. EL CEIP LA COLINA Hablamos de los daños que sufre el CEIP La Colina de Camas a cuenta de su construcción sobre un terreno de arcillas expansivas. Un informe elaborado en febrero de 2013 por un arquitecto para el Ente Público Andaluz de Infraestructuras y Servicios Educativos (ISE), sobre el estado de conservación del edificio y el exterior del centro, documento recogido por Europa Press, explica en ese sentido que los "daños" del exterior del colegio "se concentran en las pistas deportivas y en la urbanización de la zona trasera del edificio", motivando tales desperfectos la clausura de "parte de las pistas deportivas para evitar accidentes". En cuanto al edificio, el informe señala las "fisuras" que sufren los rellanos de las escaleras, pero les resta importancia y expone que no han "evolucionado" desde que comenzaron las inspecciones a este centro, dando cuenta de otras fisuras "en la sala de profesores", y en la "esquina del cerramiento" como consecuencia de aspectos como "los cambios de temperatura y la fragilidad de la fábrica de ladrillo". El informe, finalmente, concluye que el edificio del CEIP La Colina "no tiene síntomas de inestabilidad" y "reúne las condiciones de seguridad y habitabilidad necesarias para su uso", si bien es necesario "acometer" actuaciones de mejora. A escasos metros del centro, por cierto, se alza el edificio de nueve plantas correspondiente al número uno del residencial Jardín Atalaya, desalojado el pasado 10 de octubre de 2014 a cuenta de los daños descubiertos en uno de sus pilares como consecuencia de haber sido levantado también sobre arcillas expansivas. "MOVIMIENTO DE TERRENOS" La AMPA, en ese sentido, expone que aunque la estructura del edificio del centro "aún no se ha visto comprometida, las pistas y todo el recreo (...) se encuentran totalmente en ruinas. Están rotas y desplazadas, con las placas de cemento hundidas y en un estado que hace que peligre la integridad física de los niños", siempre como consecuencia de los "constantes movimientos en los terrenos". Sobre el edificio número uno del residencial Jardín Atalaya, aquejado también por los efectos de las arcillas expansivas, Rocío Arias expone que el bloque "está apuntalado y no tiene problemas de derrumbe porque se han tomado las medidas oportunas", si bien es posible que "tuviese que ser demolido" si la comunidad de propietarios no logra reunir dinero suficiente para repararlo. La AMPA recuerda que en 2013 el Ente Público Andaluz de Infraestructuras y Servicios Educativos "reconoció la necesidad de actuar urgentemente" en el centro, pero la obra sigue a la espera de ser acometida.  

  • 1