viernes, 16 noviembre 2018
02:52
, última actualización
Local

Condenado por pedir sexo a una alumna para aprobarla

Se trata de un profesor de la Universidad de Málaga

el 08 dic 2011 / 19:05 h.

TAGS:

La Audiencia Provincial ha condenado a un año de prisión y a seis de inhabilitación a un profesor de la Universidad de Málaga que pidió sexo a una alumna a cambio de aprobarle la última convocatoria de una asignatura de Magisterio. En concreto, los hechos han sido calificados por la Sala como una falta de vejaciones injustas -por los tocamientos sin ánimo libidinoso- y un delito de abuso de funcionario en el ejercicio de su función. Además, deberá indemnizar a la joven con 2.000 euros por los daños morales sufridos.


Según consta en el apartado de hechos probados de la sentencia, el acusado es funcionario de la Junta y profesor de una asignatura del último curso de Magisterio, y la víctima era alumna no presencial del tercer curso, "y no hubo contacto previo alguno con anterioridad a estos hechos". El profesor negó su participación en los hechos y aseguró haber faltado a su despacho tras sufrir un cólico. Por ello la citó en su casa, donde le hizo "un examen oral", tras el que le dio un cinco, según publicó ayer La Opinión de Málaga. Además, ocultó a la joven que aún le quedaba una convocatoria de gracia. La Unversidad no ha sido declarada responsable civil subsidiaria, como en un principio pidió la Fiscalía.


Al parecer, la joven suspendió el examen de la última convocatoria de la única asignatura que le quedaba para terminar Magisterio, por lo que explicó al acusado "su delicada situación". El profesor le pidió su número de móvil, entre otros datos, y le citó de nuevo en su despacho el 16 de febrero de 2010, pero la perjudicada recibió luego otra llamada a su teléfono para pedirle que fuera a su casa de Málaga a las 19.30 horas del día siguiente. Acudió al lugar junto a su hermana, su cuñado y un amigo, pero entró sola. El acusado le dijo que si quería aprobar "tenía que darle sexo", señala el tribunal. Ella se negó y él empezó a tocarle "el pecho, por lo que ella comenzó a gritar".

  • 1