domingo, 24 marzo 2019
22:50
, última actualización
Local

Condenan a un obrero que apagó un fuego sin estar de servicio

Un juez acaba de condenar a un bombero que trabaja en el aeropuerto de Sevilla a una multa por no identificarse a la Guardia Civil mientras intentaba sofocar un incendio en una vivienda de La Algaba cuando no estaba de servicio.

el 15 sep 2009 / 18:00 h.

TAGS:

Un juez acaba de condenar a un bombero que trabaja en el aeropuerto de Sevilla a una multa por no identificarse a la Guardia Civil mientras intentaba sofocar un incendio en una vivienda de La Algaba cuando no estaba de servicio. Los hechos ocurrieron el pasado 1 de enero.

La sentencia condena al bombero, Francisco Tellado, a pagar seis euros durante 30 días -un total de 180- más las costas del juicio. "Me parece increíble que tenga que pagar por algo que yo no he hecho", se lamentó ayer.

La Guardia Civil lo había denunciado por desacato a la autoridad, ya que, según la sentencia, cuando los agentes llegaron al lugar del incendio, le pidieron que se identificara y él se negó. "El guardia civil que estaba en el juicio no contó nada cierto, porque según su versión, me cogió del brazo y yo reaccioné violentamente, pero eso es mentira", comentó, para agregar: "Realmente, él tiró de la manguera, que estaba a unos cuatro metros de la puerta y yo le dije que era bombero y que estaba apagando el fuego".

La propietaria de la vivienda en cuestión, Antonia Vilches, también se mostró ayer en contra de la sentencia. "Opino que no está nada bien la sentencia, es muy injusto que le hayan puesto una multa porque gracias a él se salvó la vivienda ya que los demás bomberos tardaron mucho en llegar", relató esta vecina de La Algaba. "Nosotros le hemos ofrecido a él pagar la multa que le han impuesto injustamente", aseveró.

Los hechos ocurrieron a principios de año cuando prendió el hornillo de una vivienda en la avenida principal de La Algaba. El bombero pasaba por allí y se metió dentro con la intención de sofocar el incendio, pese a que no estaba de servicio.

Los moradores, una mujer y su marido, que es discapacitado, lograron salir de la vivienda y bombero se quedó dentro para apagar las llamas. "Él me preguntó si tenía mangueras y yo le dije que había una goma de regar en la cochera", contó. "Estaba todo negro, todo oscuro, y el se metió dentro", apostilló muy agradecida.

Según la versión del ahora condenado, cuando salió de la vivienda, se identificó a la Guardia Civil, ofreciéndole todos sus datos, pero los agentes decidieron denunciarlo por desacato a la autoridad al no haberlo hecho anteriormente cuando se lo preguntaron.

Por su parte, el Instituto Armado no ofreció ninguna versión de los hechos cuando este periódico se puso en contacto con la institución.

  • 1