lunes, 10 diciembre 2018
10:09
, última actualización

Cuatro detenidos de una banda que robaba material eléctrico en fincas agrícolas de Guillena

Uno de los detenidos intentó escapar por el tejado de la vivienda con un saco con 150 kilos de cable de cobre ya pelado.

el 15 dic 2014 / 10:54 h.

CABLE-RUMANOSLa Guardia Civil, en la llamada operación 'Pelaero', ha detenido a cuatro personas de nacionalidad rumana que formaban parte de una banda dedicada al robo en explotaciones agrícolas del material eléctrico --mangueras de cable de cobre y transformadores-- utilizado en las instalaciones de riego de dichas fincas, ha informado el Instituto Armado en una nota. El equipo Roca de la Guardia Civil de Carmona se encontraba investigando un aumento de robos en fincas agrícolas de Guillena, todo ello además después de que, recientemente, se hubiera denunciado el robo en una finca de naranjos en la que habían sustraído cables de cobre, baterías eléctricas y gasoil, ocasionando un grave perjuicio al agricultor, ya que toda su instalación de riego quedó inutilizada. A partir de los datos aportados por un testigo que había visto cierto vehículo por las inmediaciones de la finca días antes del último robo, los agentes iniciaron una línea de investigación en la que inspeccionaron las chatarrerías de la zona y las entradas de cobre en las mismas. De este modo, los agentes averiguaron que, en un establecimiento de Villaverde del Río, se realizaban entregas de cobre de manguera o hilos de motores de las mismas características que los denunciados por la víctimas. Los vendedores, de origen rumano, habían realizado las entregas de forma paulatina y alternando la identidad de unos y otros, al parecer con la intención de no levantar sospechas. La Guardia Civil continuó investigando a lo largo del mes de noviembre y, recientemente, logró averiguar el lugar donde vivían los sospechosos, en concreto dos viviendas contiguas cerca de las cuales los agentes localizaron a dos personas pelando cable de cobre. Al realizar un registro de las casas, se localizó en su interior gran cantidad de material procedente de robos que posteriormente fue reconocido por las víctimas, destacando la presencia de llaves de todo tipo, taladros, rotaflex, o cajas de herramientas. En el momento del registro, los agentes notaron que alguien estaba intentando escapar por el tejado, pero rápidamente le dieron alcance, hallando en el tejado de la vivienda un saco con 150 kilogramos de cable de cobre de primera ya pelado. Finalmente, el equipo Roca detuvo a los miembros de una banda perfectamente organizada, esclareciendo hasta el momento 15 hechos delictivos, muchos de ellos continuados, y más de una veintena de robos en explotaciones agrícolas y ganaderas, recuperando cierta cantidad de efectos robados. Los detenidos, todos ellos de nacionalidad rumana, responden a las iniciales L.M., M.S.L., N.D.C. y I.L., mientras que la Guardia Civil investiga a otros dos presuntos miembros más de la banda.

  • 1