jueves, 13 diciembre 2018
21:39
, última actualización
Cultura

Cuenca Toribio y las claves de la degradación económica de Andalucía

El historiador ingresa en la Academia de Ciencia Regional.

el 14 dic 2014 / 22:40 h.

TAGS:

José Manuel Cuenca Toribio, nuevo académico numerario de Ciencia Regional. / El Correo José Manuel Cuenca Toribio, nuevo académico numerario de Ciencia Regional. / El Correo

El historiador y Catedrático Emérito de la Universidad de Córdoba José Manuel Cuenca Toribio ingresó ayer como académico numerario en la Academia Andaluza de Ciencia Regional con un discurso titulado Economía y políticos en la Andalucía contemporánea, en el que abordó distintas figuras de políticos andaluces que han llevado a cabo labores de gobierno estos últimos años, como Cabello de Alba, Javier Arenas, Manuel Chaves, Pérez Millares o Fátima Báñez.

En el acto celebrado en la Academia de las Buenas Artes de Sevilla, Cuenca Toribio hizo notar la paradoja de que «Andalucía, la región más atrasada de España en la edad contemporánea, haya tenido muchos ministros de Hacienda y de Trabajo». Una circunstancia que, en su opinión, se explica porque «ha habido mucha vocación política, la clase dirigente andaluza de este tiempo ha sido influyente y prestigiosa, pero ha gobernado en clave nacional –dicho sea en su honor– sin que haya repercutido positivamente en nuestra región».

La consecuencia directa ha sido la pérdida de posiciones de Andalucía durante los últimos 30 años. «Aunque hayamos progresado, no lo hemos hecho al ritmo de otras comunidades», reconoce Cuenca Toribio, al tiempo que señala que «el rezago comenzó en el siglo XIX, y desde entonces estamos en el furgón de cola» de la economía española.

Suspenso, pues, para nuestros políticos... Pero no solo para ellos. «La Historia es muy severa», afirma el historiador, «pero los andaluces también somos expertos en buscar víctimas ajenas. La verdad es que no hubo sociedad civil ni minorías dirigentes como en otros lugares, con mayor responsabilidad, visión y clarividencia. Sí la tuvo Andalucía en el siglo XVI, al ponerse a la cabeza de la conquista de América. Un pueblo no siempre puede estar a la cabeza del ránking, pero su proceso de degradación ha sido muy visible. Tuvimos la tormenta perfecta: analfabetismo, falta de inversión, colonización del capital interno y externo... Así sucederá, por desgracia, a lo largo de varias décadas. Me gustaría no ser pesimista, pero no se trata de deseo. Tenemos una función crítica que desempeñar, y que también se ha echado mucho de menos en el Sur, más allá de la politización banal por parte de nuestros intelectuales», agrega.

Cuenca Toribio también lamenta que «las bibliotecas de nuestros profesionales sean tan raquíticas, y que en las públicas haya un déficit tan alarmante de usuarios, que van a estudiar, no a leer», dice.

El discurso de contestación corrió a cargo del académico numerario Alfonso Rodríguez Sánchez de Alva. Cuenca Toribio aseguró que su ingreso en la Academia es estimulante porque «los viejos lo que queremos es ser más útiles, ayudar en lo que podamos, y eso hace que estudiemos más y hagamos de las 24 horas del día 40».

  • 1