martes, 23 abril 2019
11:44
, última actualización
Economía

Cuentas muy austeras y con déficit

No está el horno para bollos. Ante la caída de la recaudación por la crisis, el Gobierno ha concebido para 2009 unos Presupuestos austeros que, por vez primera desde 2005, incurrirán en déficit. La oposición política no le otorga su confianza, al señalar que no sirven para remontar la difícil coyuntura. Foto: EFE.

el 15 sep 2009 / 15:49 h.

No está el horno para bollos. Ante la caída de la recaudación por la crisis, el Gobierno ha concebido para 2009 unos Presupuestos austeros que, por vez primera desde 2005, incurrirán en déficit. La oposición política no le otorga su confianza, al señalar que no sirven para remontar la difícil coyuntura.

El Gobierno ha decidido ante la crisis económica moderar aún más el gasto público en los Presupuestos Generales del Estado para 2009, un compromiso de austeridad que no impedirá que tanto el Estado como el conjunto de las administraciones cierren con déficit este año y el que viene.

El Consejo de Ministros aprobó ayer el proyecto de ley de los Presupuestos, en el que el Ejecutivo se compromete a aumentar el gasto público sólo el 3,3%, hasta 157.604 millones de euros, incluidos 2.000 millones adicionales para sufragar las prestaciones por desempleo.

En las cuentas del año que viene, la moderación del gasto no podrá compensar la caída de los ingresos, lo que hará que el Estado cierre con déficit de 17.100 millones de euros, el 1,5% del Producto Interior Bruto, anunció el vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes.

El propio Solbes adelantó que el conjunto de las administraciones públicas -Estado, Seguridad Social, comunidades autónomas y ayuntamientos- cerrarán tanto este año como el próximo con un déficit del entorno del 2%, dado que el superávit de la Seguridad Social no podrá compensar los saldos negativos en las cuentas estatal, locales y autonómicas.

Solbes justificó la moderación del gasto -sólo habría aumentado el 2% si se descontase la partida para desempleo- en el hecho de que España vive la situación económica "más complicada" en décadas, lo que hace que estos Presupuestos tengan que ser "los más austeros de los últimos años".

El ministro advirtió de que el crecimiento económico de los dos próximos trimestres estará "en el entorno del 0%, -0,1% o +0,1%, lo que sigue siendo "perfectamente compatible" con la previsión oficial de un crecimiento del 1,6% en el conjunto de año.

En cualquier caso, aseguró que las cuentas cumplen los compromisos de mantener el gasto social (supone el 53% del total) y dar prioridad a las partidas que más ayuden a reactivar la economía. Así, la más generosa será la destinada a infraestructuras, que aumenta el 4,5%, hasta los 22.120 millones de euros, seguida muy de cerca por la del desempleo, que en 2009 será de 19.292 millones (24,4% más).

Mientras, los gastos destinados a potenciar la innovación (I+D+I) suben el 6,7%, con 8.192 millones y los de vivienda, el 16,6%, hasta 1.607 millones. No obstante, la partida con mayor alza porcentual es la de dependencia, con 1.158 millones, un 33% más que este año, y sigue incrementándose la ayuda al desarrollo, el 2,2%, hasta alcanzar los 4.351 millones.

Solbes aseguró que, independientemente de los aumentos prioritarios, el gasto se ha reducido en prácticamente todos los ministerios. En este sentido, reconoció que habrá "proyectos que no podrán hacerse u objetivos que tardarán en cumplirse", aunque matizó que el Ejecutivo "no desiste" de intentar alcanzarlos, y sobre todo el que se refiere a lograr un crecimiento económico más equilibrado.

recaudación. El vicepresidente admitió, en cualquier caso, que el Gobierno ha tenido que "ajustar" más el gasto ante la fuerte caída de los ingresos que la crisis ha traído consigo. Así, la previsión de ingresos no financieros para el año que viene, después de las cesiones a los entes territoriales, se queda en 141.100 millones, unos 24.500 millones menos del cálculo inicial de Solbes. Mientras, el Estado ya está sufriendo el recorte de los ingresos este año. Los ingresos no financieros después de las cesiones territoriales habrán sido al final de este año de 141.319 millones, frente a 158.757 presupuestados.

La recaudación tributaria, reconoció Solbes, será al cierre de 2008 de 186.141 millones, cantidad "sustancialmente inferior" a la calculada antes de la crisis, de 203.500 millones, ante el retroceso de ingresos procedentes del Impuesto sobre Sociedades y del IVA y a la moderación de los que proporciona el IRPF.

En cualquier caso, Solbes recordó que hay que sumar el "esfuerzo" que el Gobierno ha hecho este año con las medidas adoptadas ante la crisis, como las rebajas fiscales y las partidas para ayudar a mejorar la liquidez, que han supuesto "ni más ni menos" 21.000 millones de euros que el Estado deja de ingresar.

Reacciones. En el capítulo de las reacciones, el portavoz económico del PP en el Congreso, Cristóbal Montoro, consideró que no reflejan la "austeridad suficiente", lamentó el regreso del déficit y opinó el Gobierno está "resignado" ante la crisis, lo que no favorecerá la confianza financiera y aumentará el paro.

Mientras, el coordinador general de IU, Gaspar Llamazares, consideró que estos Presupuestos de 2009 agravarán la crisis por "restrictivos", criticando su exceso de austeridad, que añadirá "más crisis a la crisis".

Por su parte, el portavoz de CiU, Josep Antoni Duran i Lleida, criticó que las cuentas no vayan acompañadas de medidas que reactiven la economía.

  • 1