domingo, 17 febrero 2019
14:18
, última actualización
Local

«Da la sensación de que vamos a las guerras sin leer Historia»

Este periodista y escritor ha cubierto los conflictos de Croacia, Serbia, Kosovo, Bosnia, Albania, Chechenia, Irak y Afganistán, entre otros. Cree que todas las guerras son malas, pero las hay que son necesarias.

el 22 may 2010 / 19:12 h.

TAGS:

Ramón Lobo cubrió las elecciones afganas para El País.

-¿Cómo es el día a día de un afgano? ¿Es Kabul el infierno del que hablan?

-Kabul es una pequeña isla dentro de Afganistán donde hay bastante seguridad. Mi libro (Cuadernos de Kabul) trata de eso, de la gente que vive en mitad de la guerra. Detrás del burka hay personas que piensan, que sienten, que quieren otra vida.-El burka se ha convertido en un símbolo de Afganistán. ¿Ha conocido mujeres que lo lleven por decisión propia?-Sí, cualquier persona que tenga más de 40 años lo suele llevar por convicción. Es un problema educacional. Si tú educas a las niñas en otro tipo de visión de la vida, no lo llevarán. De hecho en Kabul, la gente más joven, la gente universitaria, que tiene opciones, no lleva el burka.


-Entonces, ha mejorado la situación de la mujer...
-No, la situación está igual de mal que hace ocho años, en ese aspecto la intervención de la OTAN no ha servido para nada.


-¿En qué punto ve el conflicto después de su última visita?
-Es una guerra que la OTAN jamás va a ganar y los talibanes tampoco. La única solución es una negociación con los talibanes.


-¿Serviría de algo intentar comprender su postura?
-Puede ser una posición injustificada para nosotros, pero para ellos no. La diferencia entre los talibanes y el actual Gobierno de [Hamid] Karzai para la mujer, por ejemplo, no sería tanta. Es un país indómito, nadie ha conquistado Afganistán, sólo Alejandro Magno y tuvo que cometer un genocidio. Los británicos ya han perdido dos veces esta guerra en el siglo XIX, los rusos la perdieron en los 80 y nosotros la estamos perdiendo. Da la sensación de que vamos a las guerras sin leer Historia.


-Las elecciones se vendieron como un éxito. ¿Lo fueron?
-Fue un fracaso, porque fueron robadas y se notó. Las elecciones en un país en el que hay guerra no pueden ser nunca libres, pero pueden ser útiles si permiten que el Gobierno que resulte tenga una ligera legitimidad. A veces queremos modificar cosas que no son modificables porque no entendemos la cultura. En Irak se cometieron errores tan absurdos como querer entrar en una casa con un perro para encontrar explosivos. El perro es un animal maldito para el Islam. Y en Afganistán se están cometiendo los mismos errores.


-Entonces, ¿la solución es irse o quedarse?
-Es irse de forma responsable. No te puedes ir de la noche a la mañana, tienen que irse todos y hay que buscar un consenso con los talibanes. El problema es mucho más complejo que los talibanes afganos. La creación de Afganistán dividió a los pastún en dos países, una parte en Pakistán y otra en Afganistán. Como en África, a veces crees que jugando en una mesa con mapas solucionas problemas y lo que haces es crear otros.


-¿Tiene alguna crítica al papel de España en la guerra?
-Yo creo que sí debemos estar. No es una guerra justa, pero está bendecida por el Consejo de Seguridad de la ONU y es una misión de la OTAN. Lo que critico es que no digamos lo que estamos haciendo. España está en una zona en guerra, no pasa nada, se explica por qué. Yo creo que la sociedad española es madura para entender que las tropas están ahí (...) defendiendo unos intereses. Pero estamos haciendo política nacional con la política internacional y eso es un error, es provincialismo.


-¿Alguna alabanza a EEUU?
-Está haciendo muchas cosas bien. La guerra de Afganistán era una guerra aceptable, porque el jefe de los que mandan aviones contra sus torres y contra el Pentágono, al menos aparentemente, vivía allí. El gran error fue ampliar a Irak, que no tenía nada que ver con esto. Los americanos tras el 11-S tuvieron una simpatía mundial instantánea que Bush no supo manejar. La victoria de Barack Obama, por lo que significa, ha provocado una simpatía mundial y EEUU va a aprovechar mejor esta oportunidad.


-¿Se ha sentido seguro alguna vez en Afganistán?
-En toda guerra tienes la peor imagen del peor minuto en la peor calle. Pero no todas las calles son así, no en todas las esquinas hay francotiradores, al lado de las bombas hay gente que vive, se casa... En guerra no hay suicidios. La gente dedica tanto tiempo a sobrevivir que no tiene tiempo de pensar en decepciones. Los suicidios llegan luego, con la paz, cuando tienes esperanzas y fallan.

  • 1