miércoles, 24 abril 2019
12:38
, última actualización
Economía

De Alemania a Lebrija por el sol

Siemens o Cargill, dos de las firmas que apuestan por Andalucía

el 17 ene 2010 / 19:41 h.

Consultorías de los Países Bajos, empresas de telecomunicaciones alemanas y francesas, aerolíneas islandesas o fábricas embotelladoras de los Estados Unidos. Las empresas que han apostado por Andalucía durante el año 2009 no entienden ni de fronteras ni de limitaciones. Atraídas por el potencial empresarial y tecnológico de la región, invierten en ella para desarrollar algunos de sus proyectos junto a otras firmas andaluzas o de manera independiente.

Dinamizan la zona, crean riqueza y empleo y, sobre todo, hacen más internacional el mercado empresarial andaluz. Es el caso de Unit 4 Agresso, una consultoría informática de los Países Bajos, de la multinacional Siemens (Alemania) o de la firma estadounidense Cargill. La primera de ellas, Unit 4 Agresso, ha realizado una inversión de 25 millones de euros en un centro de innovación de Granada para impulsar proyectos de investigación para mejorar el rendimiento de las empresas, con importante contratación de ingenieros informáticos.

De hecho, la empresa prevé que en esta filial se creen en, aproximadamente, cinco años una plantilla de 200 ingenieros cualificados, siendo la empresa española de software con mayor presencia en I+D+I.la atracción del sol. Otra de las empresas que durante el pasado año realizó inversiones en la región fue la alemana Siemens.

Ésta adquirió la empresa Solel, líder en tecnología termosolar, con el objetivo de desarrollar una planta solar en la localidad sevillana de Lebrija. Solel es uno de los dos fabricantes más importantes de tubos de vacío para las plantas termosolares y es suministrador para empresas como ACS en sus instalaciones de esta energía renovable en el complejo Andasol (Granada).

En España, ha suministrado componentes a un total de 15 plantas termosolares. El proyecto de Lebrija, denominado Lebrija-1, tiene un coste de 300 millones de euros, y se está llevando a cabo en colaboración con Valoriza Energía, empresa subsidiaria de Sacyr Vallehermoso. Esta empresa aportará al consorcio el resto de los sistemas operativos además de los sistemas auxiliares, la obra civil y la conexión con la red.

Si los plazos se cumplen, se prevé que la planta de Lebrija esté operativa durante este año.

Finalmente, la multinacional Cargill se unió durante 2009 a la empresa Hojiblanca para construir una planta embotelladora de aceite de oliva en Málaga, Mercaóleo. En esta planta, que ya está en funcionamiento, la firma estadounidense ha invertido 16 millones de euros.

Este proyecto plantea formas más innovadores y competitivas en el embotellado del aceite mediante procesos más eficientes, pues la idea es que la planta nueva haga productos que no se están haciendo en las instalaciones actuales de Hojiblanca y Cargill, destinados a marcas blancas de empresas de distribución como Carrefour, Eroski o DIA, o a exportación.

La compañía prevé que en cinco años se envasen entre 60 y 70 millones de litros anuales, de los que esperan destinar, al menos la mitad, a la exportación a países europeos, Estados Unidos o China.

  • 1