De los Libros a la tablet

Una escuela infantil de Tomares enseña a niños desde que son bebés hasta los 3 años a que aprendan, experimenten e innoven los conocimientos adquiridos en el aula a través de las aplicaciones digitales.

el 05 abr 2014 / 22:00 h.

15642678Aquello de enseñar a los niños con formas geométricas ya está obsoleto. Ahora mostrarles esas formas a través de una tablet se acerca mucho más a su realidad. Algo que aplica la Escuela Infantil Municipal Nemo de Tomares con sus 74 niños, desde que son bebés hasta que tienen 3 años. En esta guardería los niños cuentan con tres tablet con las que aprenden a asimilar los colores, las formas o los sonidos, entre otras cosas.Un método que tiene como objetivo que el niño aprenda «a la vez que juega, experimenta e innova», asegura la directora del centro, Emi Gómez. La clave para que este proyecto educativo, impulsado por la empresa Asisttel, sea uno de los reclamos para los padres que a día de hoy buscan plaza para sus hijos es la aplicación paulatina de las tablet al proceso educativo. Según la coordinadora del centro, Candi Iguiño, la intención de este método es que el niño se sienta como en casa a la hora de aprender. Para ello, el equipo de la escuela infantil Nemo refuerza los contenidos que se trabajan en el aula con diferentes aplicaciones que les facilitan algunas editoriales así como otras que encuentran en páginas especializadas en educación. Es decir, que aprenden cómo crece un pollito, los maestros utilizarán una aplicación de sonidos de animales para consolidar dichos conocimientos. Aunque estos pequeños informáticos saben manejar perfectamente los dispositivos electrónicos, el fin de introducirlos en las aulas es que su uso dentro y fuera de ellas sea el correcto. Para conseguirlo, este centro procura orientar a las familias «sobre las aplicaciones correctas, así como inculcar que no es bueno exceder las horas frente al dispositivo por mucho que el niño esté callado o que lo hagan solos», explica Iguiño. Con este fin, los educadores de este centro cuentan con una plataforma blog (escuelainfantilnemo.blogspot.com.es) para comunicarse con los padres. En este sentido, Iguiño sostiene que el fin de esta comunicación es que los niños tengan una conexión directa con lo aprendido en el aula y lo que aprenden en su vida real. Pero el uso de las nuevas tecnologías no es la única novedad. Este centro cuenta con dos aulas –una de 1 año y otra de 2– de inmersión lingüística en inglés. En estas aulas los niños, acompañados de un diplomado en Educación Infantil y de un profesor nativo, aprenden en la lengua anglosajona todos aquellos conocimientos que sus compañeros asimilan en un sistema de biligüismo. «Este método no sólo permite que asimilen el idioma, sino que les ayuda a entender órdenes y expresarse perfectamente en otro idioma», asegura la directora del centro. Después de que esta escuela infantil llevase construida desde hace tres años, fue en septiembre cuando empezó a dar servicio a los ciudadanos de Tomares. La falta de respuesta de la Junta de Andalucía a la hora de firmar un convenio para bonificar algunas plazas de este centro, obligó al Ayuntamiento a convocar un concurso para que cubrir las necesidades educativas de niños menores de tres años en la localidad. Entre los requisitos que se pedía estaba el límite de precios, para que no hubiese gran diferencia con los centros con convenio, y un proyecto educativo innovador. Condiciones que recogía Asisttel. Para conseguir unos precios equiparables, el Ayuntamiento tomareño renunció al cánon que reciben en este caso las administraciones, con el fin de bonificar 16 plazas de las más de 70 que tiene la guardería, explica la concejala de Educación de la localidad, Lola Vallejo. Con respecto a la innovación del proyecto educativo, Vallejo lo tiene claro: «Se puede decir que en menos de un año este centro se ha convertido en referente».

  • 1