jueves, 17 enero 2019
08:51
, última actualización
Local

Denuncian las condiciones en la que viven los perros de la Policía en Sevilla

El Partido Animalista manifiesta que duermen sobre el cemento mojado y las puertas de hierro de las perreras tienen aristas cortantes.

el 21 oct 2014 / 14:52 h.

TAGS:

P19-76280 Foto: PACMA El Partido Animalista ha denunciado hoy las "terribles condiciones" en las que viven los perros de la Unidad de Guías Caninos de la Policía Nacional en Sevilla, que duermen sobre el cemento mojado y las puertas de hierro de las perreras tienen aristas cortantes. Según informa esta fuerza en un comunicado, los perros contraen enfermedades reumáticas y bacteriológicas por el contacto constante durante el invierno con el suelo mojado, las pistas de entrenamiento están en completo abandono y la clínica veterinaria no tiene unas condiciones higiénico-sanitarias adecuadas. Este partido denuncia también la rotura de los medios antiincendio, que vulnera la legislación de prevención de riesgos laborales, de forma que considera que alguna de las situaciones que viven estos perros podría considerarse como un caso de maltrato animal, tipificado como delito en el Código Penal. Se queja además de que en las perreras hay estructuras metálicas "totalmente desgastadas y oxidadas, con aristas cortantes, que son auténticas cuchillas y que causan continuamente heridas a los perros". También los azulejos rotos les provocan cortes en las patas y en el hocico, mientras que, en la zona donde duermen, el suelo es de hormigón y se encuentra tremendamente deteriorado, lo cual no facilita el drenaje del agua ni su limpieza, según el Partido Animalista, que aporta fotos de estas instalaciones. Esta imposibilidad de drenar el agua provoca que se acumule humedad durante todo el invierno y que se cree una capa de moho y verdina en el suelo donde duermen los animales, por lo que algunos de ellos contraen enfermedades reumáticas y bacteriológicas. La zona en la que se entrena a los perros está llena de desechos y malas hierbas -dice el Partido Animalista-, el terreno es cemento deteriorado y lo que se observa al final de la explanada es una montaña de excrementos de todos los caballos de la Unidad de Caballería.

  • 1