miércoles, 20 marzo 2019
10:40
, última actualización
Local

Desalojado un colegio en Camas por filtraciones de agua y humedad

El alcalde ha ordenado el cierre del Raimundo Lulio y la reubicación de los niños en otro centro en horario de tarde.

el 17 feb 2010 / 22:22 h.

TAGS:

Humedades, puertas oxidadas, suelos resbaladizos y falta de calefacción son sólo algunas de las condiciones con las que cerca de 350 alumnos del colegio Raimundo Lulio, de Camas, conviven a diario, por lo que los padres cansados de estas condiciones y de la falta de soluciones decidieron manifestarse ayer ante las puertas de la Delegación Provincial de Educación para exigir la construcción de un nuevo centro.


"Dejamos a nuestros hijos con miedo porque sabemos que las filtraciones de agua del centro van a hacer que cualquier día pase algo grave de verdad. Tememos por la integridad de nuestros hijos, algunos niños han sufrido resbalones y otros están desarrollando algunas alergias", explicaba Rocío Pérez, una de las madres afectadas.

La antigüedad del colegio, así como las pésimas condiciones en las que se encuentra y que se han visto agravadas con el último temporal, han hecho que el alcalde de la localidad, Rafael Recio (PSOE), haya ordenado el desalojo cautelar del centro, ubicando a los cerca de 350 alumnos en otro colegio del municipio en horario de tarde, por considerar que éste no reúne "las condiciones necesarias" en materia de seguridad y salubridad.

En declaraciones a Europa Press, el alcalde reconoció que como consecuencia de las persistentes lluvias el estado del centro ha empeorado y el agua "cae laminada por las paredes, los suelos resbalan y las aulas se encuentran muy húmedas".

Y aunque Recio señaló que el desalojo del colegio es una medida cautelar explicó que la situación del centro es tal, que ha comenzado a abordar con el delegado provincial de la Consejería de Educación, José Jaime Mougan, la construcción de un nuevo centro de Infantil y Primaria (CEIP).

En este sentido recordó que ya en el año 2002 el Ayuntamiento negoció con la Consejería de Educación la creación de un nuevo centro, que goza incluso de una finca para su ubicación.

Los padres, por su parte, dicen que no descansarán hasta que obtengan por parte de la Junta un compromiso para llegar a una solución viable. "Las soluciones que nos han dado en la Delegación no nos han convencido. Es una lucha en la que llevamos tiempo y no vamos a abandonar hasta que tengamos un colegio digno", explicaba Rocío Pérez tras la manifestación.

  • 1