sábado, 23 febrero 2019
12:35
, última actualización
Local

Desmantelan una red de tráfico de inmigrantes implicada en la muerte de 10 personas en una patera en Barbate

La operación culmina con seis detenidos en Cádiz, Sevilla y Murcia  que cobraban 1.500 euros por cruzar el Estrecho en patera.

el 27 jul 2010 / 11:46 h.

TAGS:

La Guardia Civil ha desmantelado una organización dedicada al  tráfico de personas entre Marruecos y España, deteniendo a seis  personas en Cádiz, Sevilla y Murcia e imputando a otras tres como  supuestos autores de los delitos de diez homicidios, en el naufragio  de una patera en Barbate (Cádiz) en junio de 2009, así como delitos  de trata de seres humanos, asociación ilícita y delitos contra el  derecho de los ciudadanos extranjeros y contra la salud pública.  

Según informó el Instituto Armado en un comunicado, las  investigaciones relacionadas con la denominada operación 'Patera 7'  se iniciaron hace un año, en concreto el 29 de junio de 2009, cuando  en las costas de Barbate naufragó una embarcación tipo patera  transportando unas 40 personas.

Al parecer el patrón realizó una  maniobra inapropiada, situándose en paralelo a la orilla de playa  originando la perdida de estabilidad de la embarcación y zozobrar,  resultando diez personas fallecidas, entre ellas el propio patrón de  la patera siniestrada.

La Guardia Civil, para identificar a las personas fallecidas en el  naufragio, comisionó mediante auto judicial a un grupo de agentes  pertenecientes a la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la  Comandancia de Cádiz a la Embajada española en Rabat (Marruecos), que  lograron identificar a todos los fallecidos mediante la toma de  muestras de ADN de familiares de las víctimas.

Durante aproximadamente un año de investigación, la Guardia Civil  realizó numerosas gestiones en coordinación con las autoridades  marroquíes para el esclarecimiento de los hechos logrando identificar  y detener entre los supervivientes, a tres hombres que formaban parte  de la organización de la travesía.

Traslado a cambio de 1.500 euros. Ante estos hechos, la Guardia Civil pudo determinar que detrás de  este naufragio existía una organización dedicada al traslado de  personas vía marítima en embarcaciones no aptas para tal fin entre  Marruecos y España, a cambio de una cantidad de dinero predeterminada  que rondaba los 1.500 euros.

Finalmente, la operación 'Patera 7' permitió desmantelar esta  organización delictiva de trata de personas con la detención de los  principales cabecillas y distribuida en varias facciones, mientras  que en Marruecos se desmanteló el aparato de captación de personas  que realizarían la travesía y el cobro de la misma.

En España, la facción se encargaba de acoger a los viajeros y  posterior traslado a varios puntos del territorio nacional, sobre  todo a la región de Murcia, donde los hacinaban de forma muy precaria  en pisos, hasta que les encontraban un trabajo ilegal igualmente  precario y de bajo salario, ya que se encontraban de forma irregular  en España.

Las detenciones se produjeron en Cádiz, Sevilla y Murcia. Así, en  Cádiz se identificó y detuvo a tres de sus integrantes, el jefe de la  expedición y dos controladores del viaje, identificándose además al  propio patrón de la patera que resultó fallecido en el naufragio del  pasado 29 de junio de 2009.

En Murcia se detuvieron a dos personas más y en el registro  domiciliario de dos pisos, tenían a tres marroquíes afinados de forma  muy precaria, cuya estancia en España era irregular. En Sevilla fue  detenida una sexta persona integrante de esta organización  delictiva.


  • 1