domingo, 09 diciembre 2018
23:59
, última actualización

Detenido por conducir ebrio, de forma temeraria y por dar un puñetazo a un policía

Ocurrió en Málaga. Al parecer, el hombre conducía de manera anómala, realizando frenadas bruscas y derrapes en los semáforos.

el 14 ago 2014 / 18:00 h.

La Policía Local de Málaga ha detenido a un hombre de 38 años como  presunto autor de un total de cuatro delitos, tres contra la  seguridad vial, por conducir bajo los efectos de bebidas alcohólicas,  con temeridad manifiesta y negarse a someterse a las pruebas de  alcoholemia, y un cuarto por atentado y resistencia a agentes de la  autoridad, ya que intentó dar un puñetazo a un efectivo, que lo paró  con el brazo. Los hechos tuvieron lugar sobre las 05.20 horas del pasado 13 de  julio cuando, al parecer, el turismo que conducía el individuo  impactó por detrás con el coche que le precedía en calle Isla  Cristina, tras lo que, presuntamente, se dio a la fuga, comenzando a  ser seguido por el otro conductor. Al parecer, el hombre conducía de manera anómala, realizando  frenadas bruscas y derrapes en los semáforos que iba encontrando en  su camino, según ha informado la Policía Local en un comunicado. Finalmente, el conductor del coche que sufrió la colisión logró  darle alcance, para lo cual tuvo que cruzar el vehículo en su  trayectoria en la confluencia de las calles Abogado Federico Orellana  Toledano y Héroe de Sostoa. Tras detener su marcha, al parecer, el individuo volvió a intentar  emprender la huida, golpeando con la parte delantera de su coche en  la puerta del conductor y la parte frontal delantera izquierda del  otro. Además, presuntamente, el hombre obligó a la copiloto que  acompañaba al conductor del otro vehículo a apartarse bruscamente de  su camino para no ser atropellada. En esos instantes, unos policías locales que patrullaban por la  zona se estaban acercando al lugar alertados por el ruido de derrapes  y frenadas bruscas. Una vez en el lugar, los agentes se entrevistaron con las víctimas  y algunos testigos, procediendo a interceptar la marcha del coche que  conducía el individuo arrestado, pudiendo comprobar que, al parecer,  a consecuencia de las colisiones, presentaba una herida sangrante en  la nariz y un fuerte golpe en la frente, además de síntomas de  encontrarse bajo los efectos de bebidas alcohólicas. Los agentes le ofrecieron someterse a las pruebas de alcoholemia,  pero se negó en repetidas ocasiones, a pesar de ser informado de las  consecuencias que esto le acarrearía. En un momento dado llegó a arremeter contra uno de los policías,  al que le lanzó un puñetazo, que éste logró detener colocando su  brazo, procediéndose de inmediato a reducir al individuo, que  presentó una fuerte resistencia a la acción policial. Tras ser detenido, el individuo fue trasladado a un centro médico  para curarle las heridas que presentaba, negándose a ser asistido en  primera instancia. No obstante, posteriormente, fue llevado de nuevo  y dado de alta una vez que recibió asistencia sanitaria. En dependencias del Grupo de Investigación de Accidentes y  Atestados (GIAA) de la Policía Local de Málaga, el individuo continuó  negándose a someterse a las pruebas, quedando imputado y siendo,  finalmente, puesto a disposición judicial.

  • 1