martes, 23 abril 2019
02:25
, última actualización
Local

Detenido un gestor hipotecario por estafar a 50 clientes

Un gestor hipotecario que se aprovechaba de la ignorancia de sus clientes en los trámites en los que él mismo debía asesorarlos ha sido detenido por apropiarse del dinero que les pedía para pagar trámites ficticios.

el 15 sep 2009 / 22:10 h.

TAGS:

Un gestor hipotecario que se aprovechaba de la ignorancia de sus clientes en los trámites en los que él mismo debía asesorarlos ha sido detenido por apropiarse del dinero que les pedía para pagar trámites ficticios. Está acusado de un delito de estafa mantenido durante año y medio, con el que sonsacó más de 100.000 euros a medio centenar de víctimas.

Tasaciones de viviendas, provisiones de fondos para gastos jurídicos, subrogaciones de créditos... el detenido enredaba a sus clientes con términos económicos para conseguir un dinero que ingresaba en sus propias cuentas. Lo más llamativo no es que el hombre lograse mantener el engaño durante más de año y medio, sino que ya había sido detenido antes en cinco ocasiones por delitos similares y, aún así, trabajaba en una sucursal bancaria de la avenida de la Borbolla. Fue despedido el pasado mes de diciembre, cuando la firma detectó irregularidades en su gestión, y fue eso lo que puso al descubierto su timo.

La técnica que empleaba era bastante burda: desde la propia oficina bancaria en la que trabajaba, José Salvador S.P., de 48 años, contactaba con sus clientes y les ofrecía algún producto, generalmente hipotecario. Se presentaba como experto en la materia, y su credibilidad se veía respaldada por el hecho de trabajar en el banco, aunque lo hacía como empleado autónomo.

El hombre recomendaba a sus víctimas que contratasen esos productos hipotecarios, señalándoles cuáles se ajustaban más a sus necesidades y explicándoles sus ventajas. Luego les pedía la documentación necesaria para formalizar el contrato.

Aunque el ahora detenido no llegaba a tramitar lo que les había ofrecido, días más tarde volvía a llamar a los clientes y lograba engañarlos para que le pagaran distintas cantidades en concepto de tasaciones, provisiones de fondos y otros trámites que según decía eran necesarios para formalizar o agilizar el contrato. Normalmente, les solicitaba una cantidad que oscilaba entre los 1.000 y los 3.000 euros. Pero para pagarlo les facilitaba sus propias cuentas particulares, que es adonde iba a parar el dinero, según descubrió el grupo de investigación del Distrito Centro.

Después de que la entidad para la que trabajaba detectase irregularidades en su forma de actuar y lo despidiese, sus clientes, al no recibir información sobre sus cuentas, empezaron a sospechar y acudieron a la central para interesarse por sus fondos y los productos que habían contratado. Entonces descubrieron "asombrados" que habían sido estafados. A una pareja había llegado a engañarla desde abril hasta diciembre, solicitándole cantidades que suman 2.200 euros, según informó ayer la Policía Nacional a través de un comunicado.

Los investigadores han localizado "al menos a 54 víctimas" de este engaño, a los que el detenido llegó a estafarles más de 100.000 euros, si bien la operación continúa abierta y es probable que aparezcan nuevos clientes estafados, en esa entidad bancaria o puede que incluso en otras. También se está analizando si es posible que parte del dinero que reclamó a sus víctimas sí fuera empleado para los fines previstos y contratara alguno de los productos que prometía.

  • 1