domingo, 21 abril 2019
23:06
, última actualización
Local

Detenidos en Sevilla los autores de varias estafas mediante el timo de "los billetes tintados"

Son ciudadanos camerunenses y fueron arrestados  cuando  pretendían consumar una estafa de cien mil euros.

el 24 jun 2011 / 10:29 h.

TAGS:

Agentes de la Policía Nacional , adscritos al Grupo IV de la Udyco  de la Brigada Provincial de Policía Judicial de la Jefatura Superior  de Andalucía Occidental, han detenido a tres personas nacidas en  Camerún: C.B., de 36 años, A.B., de 30, y J.D.T., de 34, cuando  pretendían consumar una estafa de cien mil euros, utilizando el  método conocido como "billetes tintados" o "timo de la química".

Según ha informado la Policía en un comunicado, la investigación  se inició cuando un ciudadano de Sevilla informó a la Policía de sus  sospechas sobre unas personas que querían comprarle un camión cuya  venta anunciaba en Internet y que le proponían una "peculiar" forma  de pago para obtener aún más beneficios en la operación.

El timo consistía en que estas personas se ofrecían a comprar el  camión del denunciante para ganarse su confianza y luego informarle  de que en realidad ellos eran funcionarios del Ministerio de Finanzas  y Comercio de Angola y que el motivo de su  estancia en la ciudad era  "lavar" varios millones de euros sacados de su país de manera ilegal,  provenientes de ayudas de la ONU, proponiéndole a la víctima un  negocio más rentable aún que la venta del camión.

El dinero en cuestión aparece tintado de negro para facilitar su  paso por las fronteras y solo los timadores tienen los conocimientos  del proceso químico necesario para que estas cartulinas opacas  revelen su verdadera naturaleza; esto es, la de billetes de euro de  curso legal.

Para convencer a la víctima hacen una primera demostración,  colocando un billete que le piden a éste entre dos cartulinas negras  del mismo tamaño, pidiéndole que anote antes su número de serie. A  continuación, envuelven todo en papel de aluminio, y los timadores se  colocan mascarillas con la excusa de que van a rociar el paquete con  productos químicos nocivos.  

Pasado un tiempo abren el envoltorio de aluminio y las cartulinas  se han transformado en sendos billetes del mismo valor que el  entregado por el denunciante, sin que éste se percate de que en  realidad han cambiado su billete de envase mientras él se colocaba su  mascarilla.

Los timadores entregan estos billetes al estafado para que haga  uso de los mismos y compruebe su autenticidad en entidades bancarias  si así lo desea.

Una vez convencido, se concierta una nueva cita con él, de manera  usual en la habitación de un hotel de lujo, con el fin de "revelar"  una mayor cantidad de dinero, para lo cuál requieren de la víctima  una importante suma, pues según el procedimiento químico, los  billetes de curso legal solo pueden revelar los billetes cubiertos de  negro una vez.  

De este modo la víctima introduce todo su dinero en uno de estos  sobres lleno de cartulinas negras y durante la "representación" del  revelado químico lo distraen y le cambian el sobre, que él nunca deja  de custodiar. Luego le dicen que la mayor cantidad de billetes, papel  y productos químicos exige un mayor tiempo de espera antes de abrir  el paquete de aluminio, por lo que lo dejan en la habitación  custodiando el paquete, en el que cree se encuentra su dinero, en  tanto ellos se marchan con cualquier excusa y el sobre original.

A raíz de esta denuncia se inició la investigación tendente a la  identificación, localización y detención de los integrantes de la  banda, así como a la comprobación de otros casos similares, pudiendo  descubrirse al menos tres asuntos más atribuidos a dicha  organización, en los que intentaron estafar sin conseguirlo a dos  empresarios sevillanos y a una tercera persona residente en una  localidad de la costa malagueña a la que le estafaron 24.000 euros.

La Policía logró la identificación de todos los integrantes de la  banda y procedió a su detención en el momento en que pretendían  estafar a la víctima la cantidad de 100.000 euros en la habitación de  un lujoso hotel del Aljarafe.

De los tres detenidos, que ya han sido puestos a disposición de la  Autoridad Judicial, dos tenían antecedentes por hechos de idéntica  naturaleza y el tercero por delitos contra el patrimonio.

  • 1