jueves, 13 diciembre 2018
17:34
, última actualización

Díaz exige a IU “lealtad” y avisa de que su Gobierno “no tiene fecha de caducidad”

La presidenta reclama a sus socios “madurez” para preservar la estabilidad del pacto, tras el anuncio de referéndum sobre la ruptura del pacto. Maíllo enfría la petición de una comisión de investigación sobre corrupción, y habla ahora de crear un grupo de trabajo en el Parlamento.

el 22 dic 2014 / 11:35 h.

SUSANA-DÍAZ-PRONUNCIA--(589 La presidenta de la Junta, Susana Díaz, ha reclamado esta mañana a sus socios de Gobierno (IU) “madurez, lealtad y responsabilidad” para preservar la estabilidad del pacto que firmaron hace tres años. Es la primera respuesta al órdago que horas antes había planteado la dirección de IU en su asamblea de rendición de cuentas, en la que el coordinador regional Antonio Maíllo anunció un referéndum para el próximo mes de junio en el que se le consultará a las bases de su partido si permanecen en el Gobierno de coalición o rompen el pacto. La fórmula es una estrategia de presión hacia el PSOE-A, puesto que IU aceptaría no convocar esa consulta si en los meses antes el Parlamento aprueba cinco leyes y medidas prioritarias para la federación de izquierdas. Díaz ha respondido a esta especie de ultimátum con un mensaje contundente a sus socios: “Para mí, el Gobierno no tiene fecha de caducidad”. La presidenta andaluza ha subrayado que el Ejecutivo de coalición “ha cumplido una parte muy importante del acuerdo programático [28 leyes y 250 medidas previstas], y creo que se puede cumplir íntegramente” antes de que expire el mandato. “Seamos serios y rigurosos. A mí no me interesan los líos internos de partido, ni del mío ni el de los otros”, ha advertido, para luego volver a pedir a IU “que ponga en valor la estabilidad” del Ejecutivo andaluz, que ha permitido que mañana se apruebe la Ley de Presupuestos autonómicos para 2015, la tercera que firman juntos los socios. El portavoz del PSOE-A en el Parlamento, Mario Jiménez, ha sido más contundente: “No aceptamos este tipo de emplazamiento. Lo único que nos vincula es el acuerdo de Gobierno y éste se está cumpliendo de forma sistemática”. El líder de la federación de izquierdas, Antonio Maíllo, ha calificado las palabras de Díaz de “valoración nerviosa sobre lealtades y estabilidades”, y ha recordado que su formación mantiene a los mismos consejeros, viceconsejeros y directores generales desde que empezó la legislatura, mientras el PSOE-A ha cambiado a dos presidentes, a miembros del Gobierno y al portavoz de la Junta. Maíllo sostiene que “IU no tiene ningún lío”, y ha lanzado un dardo a Díaz, al recordarle que su federación apoya al coordinador general, Cayo Lara, desde el principio, mientras que la presidenta andaluza “hace declaraciones en las que no sabe cuál es su futuro político [si en Andalucía o en Madrid] y día a día alimenta esa incertidumbre”. El anuncio del referéndum de IU sobre su permanencia en el Gobierno, así como la petición de crear una comisión de investigación en el Parlamento sobre todos los casos de corrupción que afecten a Andalucía (tanto los que implican al PSOE-A, como los que señalan al PP-A o a IU) ha causado esta mañana fricciones y desencuentros entre los socios, a pocas horas de que la Cámara autonómica apruebe la ley de Presupuestos autonómicos para 2015. La secretaria general de los socialistas andaluces ya habló de la estabilidad del pacto con IU hace sólo seis días, cuando los periodistas le preguntaron sobre la posibilidad de un adelanto electoral en Andalucía. “Mientras haya estabilidad con IU en el Gobierno, no habrá adelanto electoral”, sentenció entonces. Maíllo ha enturbiado ese panorama al plantear un referéndum en junio que pone fecha de caducidad al Gobierno, pero hoy ha explicado que su objetivo político es que se aprueben las cinco leyes prioritarias y no sea necesario convocar la consulta. Las leyes que antepone la coalición de izquierdas ya están en fase de tramitación, aunque algunas se encuentran más retrasadas: la ley integral de agricultura, la de renta básica, la de banca pública, la ley de igualdad y contra la violencia de género y el decreto de mínimos vitales para garantizar que no haya ninguna familia andaluza sin agua y sin luz. Corrupción. IU mantiene su intención de pedir un pleno extraordinario en el Parlamento en el mes de enero, tradicionalmente inhábil, para que los grupos y la presidenta andaluza discutan sobre corrupción. De ahí, en teoría, debe salir la petición de una comisión de investigación, pero hoy Maíllo ha matizado esta propuesta. El reglamento del Parlamento exige que una comisión debe versar sobre un aspecto determinado y concreto, es decir, un caso de corrupción específico, y no una generalidad. Además, IU plantea investigar en la Cámara autonómica las irregularidades detectadas en otras instituciones, como el Ayuntamiento de Sevilla (caso Enredadera o Fitonovo), o las ramificaciones de la trama Gürtel y el caso Bárcenas en Andalucía, y eso tiene difícil encaje técnico en el reglamento del Parlamento. El grupo parlamentario de IU está estudiando las fórmulas, y Maíllo ha planteado varias posibilidades deslavazadas e inconexas: “varias comisiones” de investigación, una por cada caso de corrupción, o incluso ninguna, y en su lugar se formaría un grupo de trabajo para estudiar las consecuencias de cada caso. El PSOE-A, que ha descartado ya apoyar el pleno extraordinario sobre corrupción en enero, ha advertido a Maíllo que este planteamiento “le descalifica por la falta de rigor”. Por su parte, el presidente del PP-A, Juan Manuel Moreno, ha comparecido también hoy en el Parlamento, donde ha calificado de “pantomima de corte electoral” tanto el referéndum como la comisión de investigación propuesta por IU. “Es una tomadura de pelo a sus bases y un gravísimo error político que pagarán en las urnas”, ha dicho Moreno. El PP-A ha pedido hoy en la mesa del Parlamento que se celebre un pleno extraordinario sobre corrupción en enero, para analizar los casos que salpican a anteriores gobiernos socialistas. “Esa es la prueba del algodón para IU, tiene la oportunidad de mostrar que le preocupa la corrupción, aunque haya votado hasta siete veces en contra de una comisión de investigación”, advierte el líder del PP-A. Maíllo ha adelantado que no aceptarán ni la fórmula del debate ni la fórmula de la comisión que planteen los populares. “Al PP no le vamos a conceder el referente ético de Andalucía”, concluye.

  • 1