Díaz, y no el PSOE federal, decidirá con quién pacta

A dos días de la visita de Pedro Sánchez, la socialista avisa de que no va a «aceptar interferencias sobre los pactos». Moreno vuelve a prometer la autovía entre Huelva y Cádiz.

el 11 mar 2015 / 16:43 h.

La candidata del PSOE a la Presidencia de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, se fotografía con vecinos de la localidad gaditana de Los Barrios (Cádiz) durante la visita realizada hoy dentro de los actos de campaña electoral para las elecciones andaluzas del próximo 22 de marzo. EFE/A.Carrasco Ragel. La candidata del PSOE a la Presidencia de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, se fotografía con vecinos de la localidad gaditana de Los Barrios (Cádiz) durante la visita realizada hoy dentro de los actos de campaña electoral para las elecciones andaluzas del próximo 22 de marzo. EFE/A.Carrasco Ragel. (FOTOGALERÍA. LAS IMÁGENES DE LA CAMPAÑA) 48 horas antes de coincidir por primera vez en lo que va de campaña con el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, en un mitin en Almería, la candidata socialista a la Presidencia de la Junta, Susana Díaz, advirtió ayer a su partido de que «no aceptará interferencias de nadie en la política de pactos». Díaz parte como favorita en las encuestas, pero lejos de la mayoría absoluta, de ahí que la pregunta que más le persigue en campaña no es tanto por el resultado del 22M, como por el partido con el que tendría que pactar después para garantizar un gobierno estable. La respuesta de la socialista siempre es la misma: «Quiero pactar con los andaluces». Pero ayer, en el municipio gaditano de Ubrique, a Díaz le preguntaron por la reflexión que el día antes había hecho José Bono, un histórico del PSOE. El exministro dijo que la política de alianzas postelectorales de su partido debe consensuarse en el Comité Federal, que lidera Pedro Sánchez. La respuesta de Díaz fue tajante: será ella, y no el PSOE federal, quien decida con quién se alía tras el 22M, llegado el caso. Preguntada sobre si no consensuaría la decisión con el líder del PSOE, reiteró: «No voy a pactar con el PP, porque ha hecho mucho daño, ni con Podemos, porque lo que representa no es lo que queremos en esta tierra». Sánchez se ha mostrado más proclive a llegar a acuerdos con Podemos que Díaz, que los descartó desde el principio. Lo que ocurra en Andalucía, con un Parlamento atomizado por la irrupción de las fuerzas emergentes y el desgaste de las tradicionales, puede marcar el camino de los grandes partidos en las elecciones de este año, para bien o para mal. Díaz está haciendo campaña de puerta a puerta, de abrazos, besos y vítores de las multitudes que esperan su llegada en los pueblos. Ayer, en un encuentro con empresarios del Campo de Gibraltar en Los Barrios, aseguró que «la estabilidad de Andalucía es buena para España». «Quiero tener un gobierno fuerte para unir Andalucía, pero esa unidad tiene que contribuir a la unidad y la estabilidad de nuestro país», dijo. Juan Manuel Moreno visita una cooperativa agrícola de Los Palacios y Villafranca durante la campaña electoral. / E.P. Juan Manuel Moreno visita una cooperativa agrícola de Los Palacios y Villafranca durante la campaña electoral. / E.P. EL PP CON EL VOTO RURAL El candidato del PP, Juan Manuel Moreno, estuvo ayer por la mañana en una cooperativa agraria de Los Palacios (Sevilla), donde prometió agilizar los trámites burocráticos y ampliar los plazos de las ayudas al campo, que intentará «poner al día». También anunció un programa extraordinario de infraestructuras para su modernización. Moreno quiere poner en marcha una «oficina del sector agroalimentario» que simplifique los trámites para que los agricultores «no vayan de puerta en puerta». Por la tarde, el PP desplegó toda su artillería contra Ciudadanos, su particular Podemos, al celebrar el mitin central de la jornada en Sanlúcar de Barrameda (Cádiz), precisamente la localidad en la que Juan Marín, el cabeza de cartel de los bautizados por el portavoz parlamentario del PP nacional como «naranjitos», lleva ocho años como teniendo de alcalde en un gobierno en coalición con el PSOE. «El experimento aquí no ha salido bien, por eso cuando algunos quieren experimentar en Andalucía, cuidado, porque hay experimentos que nos llevan a la misma fórmula de fracaso», subrayó Moreno. «¿Qué cambio puede ser un candidato que lleva ocho años gobernando con el PSOE?», dijo el presidente del PP de Cádiz, Antonio Sanz, que de paso dejó claro que no quiere que en Andalucía se mande desde Cataluña «con un partido que se llama Ciutadans y un líder que se llama Albert».Sanz tampoco se olvidó de «otras opciones» porque «ya sabemos que el PSOE va a pactar con quien sea con tal de que no gobierne el PP». Moreno también recuperó una promesa electoral recurrente de los populares (ya lo hizo Javier Arenas en los últimos comicios): la autovía Huelva-Cadiz, que tendría que cruzar el parque de Doñana (una infraestructura rechazada por grupos ecologistas de toda Europa). El candidato de Izquierda Unida a la Presidencia de la Junta de Andalucía, Antonio Maíllo (d), junto al presidente de CEPES Andalucía, José María Algora, durante la reunión que han mantenido esta mañana en Sevilla donde le ha presentado el programa de esta formación política para las elecciones andaluzas del próximo 22 de marzo. EFE/ Raúl Caro El candidato de Izquierda Unida a la Presidencia de la Junta de Andalucía, Antonio Maíllo (d), junto al presidente de CEPES Andalucía, José María Algora, durante la reunión que han mantenido esta mañana en Sevilla donde le ha presentado el programa de esta formación política para las elecciones andaluzas del próximo 22 de marzo. EFE/ Raúl Caro MAÍLLO Y AGENTES SOCIALES Antonio Maíllo, candidato de IU, tuvo ayer un encuentro con representantes de economía social, a la que quiere dar un «protagonismo creciente» en el cambio del modelo productivo que quiere poner en marcha su formación. Por la tarde, el líder de IU volvió a reunirse con colectivos sociales en el barrio deprimido de las Tres Mil, en el que estuvo acompañado por el ex Defensor del Pueblo andaluz, Antonio Chamizo, que asesora a Maíllo en su programa. «Espero que IU llegue al poder y que Maíllo cumpla su palabra. Yo estaré vigilante y soy muy pesado», bromeó. Chamizo ha sugerido a IU que proponga que haya un trabajador social de referencia por cada diez personas en riesgo de exclusión, para que el mismo agente social colabore siempre con la misma familia. Al acto asistieron dependientes y cuidadores, que le expusieron a Maíllo sus quejas por los impagos de sus empresas, subvencionadas por la Junta. Para solucionarlo, el líder de IU propone que sea la Administración quien se encargue del pago directo de los trabajadores de la dependencia –igual que hace con los maestros en escuelas concertadas– «para que no haya una especulación con las nóminas».  

  • 1