domingo, 09 diciembre 2018
23:59
, última actualización
Cofradías

Dimite el delegado de la Madrugá

Vázquez Perea: “No quiero estar presente en un momento de imposición”.

el 03 feb 2015 / 11:57 h.

Los Gitanos. / Pepo Herrera Los Gitanos. / Pepo Herrera La falta de acuerdo entre las hermandades de la Madrugá para solucionar los problemas de la jornada ha abierto una crisis en el Consejo de Cofradías a falta de 15 días para arrancar la Cuaresma. El delegado de la jornada en el Consejo, Francisco Vázquez Perea, presentó a última hora de ayer su dimisión irrevocable a raíz del rechazo del cabildo de oficiales de la hermandad de los Gitanos al plan piloto que contemplaba una rotación de los itinerarios durante los próximos tres años. FRANCISCO-VAZQUEZ-PEREASolo unas horas antes, el delegado de la Madrugá había mantenido un encuentro con el presidente del Consejo, Carlos Bourrelier, en el que éste le transmitió el respaldo absoluto de la institución a sus gestiones. En declaraciones a este periódico, Vázquez Perea asegura que abandona su función porque no le gustaría estar presente en “un momento de imposición” por parte de una autoridad superior, que es a lo que parece que está abocada la jornada tras el fracaso en las negociaciones. “Entré de la mano de las hermandades, no de la candidatura, y no me parece que deba estar presente en un momento de imposición”. Vázquez Perea adelantó anoche su dimisión irrevocable al presidente del Consejo por SMS y esta mañana la ha oficializado por medio de un correo electrónico enviado al Consejo y a los hermanos mayores, entre los que existe la preocupación de qué va a pasar ahora. “Lo que suceda, no debe verse como algo dramático o trágico. Yo he vivido situaciones en las que el anterior vicario, Antonio Domínguez Valverde, ponía especial celo a la hora de reconducir a las hermandades”, detalla el delegado dimisionario. Vázquez Perea cree además que el actual orden de las cofradías en la Madrugá forma parte del patrimonio inmaterial de la jornada, por lo que, en su opinión, debería “evitarse” una solución de estas características. “Me hubiera gustado hacer un último esfuerzo por las hermandades, a las que guardo a todas el mismo afecto, pero lo efectivo es que venga otro por detrás para que desde el mismo lunes de Pascua vuelvan a sentarse para lograr entre todos ese poquito que ha faltado con otros enfoques y con otras perspectivas”.

  • 1