martes, 11 diciembre 2018
19:40
, última actualización

Dos detenidos por el robo de semillas para la siembra en fincas

La investigación se inició a raíz de varias denuncias en Lebrija, Las Cabezas de San Juan, Utrera y Jerez de la Frontera.

el 13 mar 2015 / 11:38 h.

SEMILLAS-SUSTRAIDAS El equipo Roca de la Guardia Civil de Utrera, especializado en la prevención e investigación de robos y hurtos en explotaciones agrícolas, ha detenido a dos personas por el hurto de semillas para la siembra y a otra más por receptación. Según ha informado la Benemérita en una nota, la investigación se inició tras las denuncias presentadas por hurtos cometidos en diferentes explotaciones agrícolas de los términos municipales de Lebrija, Las Cabezas de San Juan, Utrera y Jerez de la Frontera. El objeto de los hurtos en todos estos casos eran semillas certificadas para la siembra, las cuales alcanzan un gran valor ya que han sido tratadas para garantizar el alto rendimiento de las mismas. Componentes del equipo Roca de Utrera, tras realizar diferentes pesquisas, tuvieron conocimiento de que, en un determinado establecimiento comercial de Lebrija donde se venden semillas y productos herbicidas, se podrían estar comprando semillas procedentes de los hurtos para su posterior venta. Los agentes comprobaron que el responsable del establecimiento en cuestión había adquirido en varias ocasiones diferentes lotes de sacos de semillas y productos fitosanitarios a dos individuos de la localidad de El Cuervo a un precio mucho mas bajo del precio de mercado. Una vez que se comprobó la ilícita procedencia de estas semillas, la Guardia Civil detuvo a esta persona por un presunto delito de receptación. La Guardia Civil continuó investigando hasta averiguar la identidad de las personas que habían vendido las semillas receptadas, en concreto dos hermanos de El Cuervo que responden a las iniciales J.M.G.S., de 39 años, y J.G.S., de 22 años. También se consiguieron las pruebas para imputar a estas personas por los hurtos de las semillas. El procedimiento que empleaban era el 'descuido'. Al parecer, estas personas se trasladaban a las fincas y, mientras los empleados realizaban labores de siembra, aprovechaban un descuido de los mismos para llevarse los sacos de semillas e introducirlos en su vehículo. Posteriormente, los vendían. Durante el operativo, la Guardia civil ha aprehendido 16 sacos de semillas de maíz y girasol valoradas en más de 3.000 euros.  

  • 1