miércoles, 20 febrero 2019
14:00
, última actualización
Local

Dos históricos etarras, a juicio

Comienzan en Audiencia Nacional dos procesos contra Urrusolo Sisitiaga y Txaporte por actos terroristas cometidos en 1991 y 2000.

el 04 jul 2010 / 11:25 h.

TAGS:

Urrusolo Sistiaga y Txapote.

Dos terroristas comparecen el lunes ante la Audiencia Nacional para ser juzgados en dos vistas distintas. Se trata del antiguo jefe ahora desvinculado de ETA, José Luis Urrusolo Sistiaga; y de Txapote, el asesino de Miguel Ángel Blanco. Al primero se le juzga por el envío de un paquete bomba mortal en 1991 y al segundo por intentar recomponer el Comando Madrid en 2000.

La Audiencia Nacional juzga el lunes 5 de julio al histórico ex jefe de ETA José Luis Urrusolo Sistiaga por un atentado con paquete-bomba en 1991, que iba dirigido contra un alto cargo del Ministerio de Justicia y en el que murieron tres policías al intentar desactivarlo, hechos por los que el fiscal pide 128 años de cárcel.

Además de la pena de cárcel, en el juicio, que se celebrará ante la sección tercera de la sala de lo penal de este tribunal, el fiscal Carlos Bautista reclamará que el acusado indemnice con 200.000 euros a cada una de las viudas de los tres agentes y con la misma cantidad a los hijos de las víctimas.

Según el escrito de conclusiones provisionales del fiscal, antes del 25 de junio de 1991 Urrusolo Sistiga, Joseba, averiguó y anotó la dirección de la sede del Ministerio de Justicia en la calle San Bernardo de Madrid número 21 con la finalidad de enviar un paquete-bomba a cargos políticos o funcionarios destinados allí.

"En ejecución del plan concebido", añade el escrito, miembros no identificados de la banda terrorista facturaron un paquete-bomba desde la empresa de paquetería Express Cargo de Valladolid con el fin de que fuera enviado a Jesús María Gómez Pérez, subdirector general de Personal del Ministerio de Justicia.

Una vez que el paquete llegó al Ministerio, éste fue rechazado y devuelto a la empresa, donde quedó almacenado para devolverlo al remitente, "Gráficas Jotasu", que resultó desconocida.

Sobre las 16.30 horas del 1 de julio, se recibió una llamada en la delegación de la empresa de paquetería de Aranda de Duero (Burgos) que comunicó que dicho paquete contenía una bomba, por lo que un grupo de Tedax acudió a la nave de Express Cargo, situada en la zona industrial de Villaverde en Madrid para desactivarlo.

Cuando se disponían a neutralizar la bomba, compuesta por nitritos, amonio, cloruros y nitrocelulosa, explotó y causó la muerte en el acto de dos policías y de un tercero más tarde en el hospital.

Los daños causados en las naves ascendieron a 324.533 euros.

El fiscal considera a Urrusolo Sistiaga coautor de un delito de estragos terroristas, uno de atentado contra funcionarios públicos, uno de asesinato en grado de tentativa y dos de asesinato terrorista, y además de la pena de cárcel y las indemnizaciones, pide que se le prohíba aproximarse al lugar de la comisión del delito durante 10 años.

Urrusolo Sistiaga, de 43 años, fue extraditado de Francia a España el 23 de agosto de 2001 después de haber cumplido en el país galo cuatro años y medio de cárcel, para ser juzgado, entre otras causas, por 16 asesinatos, dos secuestros -entre ellos el del industrial Emiliano Revilla- y la voladura de un edificio de Telefónica en Madrid.

Joseba, que ha sido uno de los miembros más sanguinarios de ETA, está alejado ahora de la organización terrorista, ya que el 16 de septiembre de 2008 se hizo pública una carta en la que junto a la también etarra Carmen Guisasola se desvinculó del Movimiento de Presos Vascos y criticó la estrategia de ETA y de Batasuna.

Por otra parte, el ex jefe militar de ETA Javier García Gaztelu, Txapote, volverá a ser juzgado este lunes en la Audiencia Nacional por ordenar en 2000 a las etarras Ainhara Esteran y Nerea Garro que se desplazaran hasta Madrid para formar un comando que se dedicara a recoger información sobre posibles objetivos.

La fiscal Teresa Sandoval pide que Txapote -asesino de Miguel Angel Blanco, Fernando Múgica y Gregorio Ordóñez, entre otros- sea condenado a dos años y ocho meses de cárcel por tenencia ilícita de armas y a otros dos años y cuatro meses por un delito continuado de falsificación de documento oficial.

Según el escrito provisional de conclusiones, Txapote y Juan Antonio Olarra Guridi, que formaban la cúpula militar de ETA, ordenaron en octubre de 2000 a Esteran y Garro que se desplazaran a la capital y elaboraran informaciones detalladas sobre jueces, políticos, militares, miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Las dos etarras, que se integraron en una estructura que se denominó comando Aralar, también tenían el encargo de buscar aparcamientos en los que pudieran pasar "desaparcibidos" vehículos sustraídos que pudieran ser utilizados por la organización en posteriores atentados. Para desarrollar su actividad, contactaron con el ya condenado Asier Urretavizcaya Merino, Eneko.

Tanto Esteran como Garro fueron detenidas el 6 de noviembre de 2000 en las inmediaciones de la Embajada de Cuba en Madrid, donde habían solicitado asilo político que les fue denegado.

Txapote fue condenado por última vez por la Audiencia Nacional en diciembre pasado, cuando la Sección Segunda de la Sala de lo Penal le impuso una pena de 46 años de prisión junto a su pareja, Irantzu Gallastegi Sudupe, Amaia.

  • 1