martes, 19 febrero 2019
00:48
, última actualización
Local

Dos mujeres aspiran a dirigir ETA por primera vez tras el último golpe

Son Izaskun Lesaka, que ya da órdenes a los comandos, e Iratze Sorzabal, ex parlamentaria.

el 21 may 2010 / 12:27 h.

TAGS:

Los presuntos etarras Igor Portu, Mattin Sarasola y Mikel San Sebastián, en la Audiencia Nacional.

Una vez más, ETA busca una nueva cúpula tras un duro golpe policial. Pero, en este caso, podría darse el hecho histórico de que los nuevos jefes de la banda sean jefas.


Y es que, según anunció ayer la Cadena SER , dos mujeres del aparato político de la organización aspiran a liderar la banda. Son Izaskun Lesaka, que ya ha dado órdenes a comandos operativos de ETA, e Iratze Sorzabal, ex parlamentaria de HB, ambas viejas conocidas de la Policía española. Las dos forman parte del Comité Ejecutivo y del aparato político de ETA, que es la estructura que ahora mismo tiene más fuerza dentro de la banda armada.
Izaskun Lesaka lleva años ocupando puestos importantes en el aparato político de ETA. Imputada por pertenecer a Haika y Segi, se encuentra huida desde el año 2005. Hay constancia policial de que es la autora de varios comunicados de ETA y de que ha dado órdenes a comandos operativos de la organización armada. Fuentes de la investigación creen que, junto al detenido el jueves Mikel Kabitoitz Carrera Sarobe, Lesaka fue la persona que diseñó la campaña de atentados con bombas-lapa en Palma de Mallorca que el verano pasado mantuvo en vilo a la Policía. Las fuentes citadas por la Cadena SER destacaron su perfil violento.


Por su parte, Iratze Sorzabal estuvo dos años encarcelada en Francia y después fue detenida en España por pertenecer al comando Ibarla de ETA. Quedó en libertad en el año 2001 porque nunca se pudo demostrar con pruebas su vinculación con ETA.


En cualquier caso, no sólo estas dos mujeres podrían optar a dirigir la banda. Tras los seis golpes a la cúpula de los últimos dos años, Mikel Oroz Torrea, alias Peru, podría convertirse en uno de los hombres fuertes del aparato militar de la organización.


la investigación. Mientras tanto, en Francia continúan los cotejos de huellas para comprobar si alguno de los detenidos tiene relación con el asesinato de los dos guardias civiles de Capbreton. La información incautada está encriptada. En total, son 20 pendrives y dos discos duros de memoria. El presunto jefe de ETA, Mikel Carrera Sarobe, alias Ata, y sus colaboradores, serán trasladados hoy a París para pasar a disposición judicial. Por su parte, el Departamento vasco de Interior informó de que ha prohibido las manifestaciones convocadas en Bilbao y en la localidad guipuzcoana de Ibarra para protestar por los últimos arrestos en Bayona.


Paralelamente, continúa la lucha política a cuenta de ETA. Desde el Gobierno, el vicepresidente Manuel Chaves y el ministro de Justicia, Francisco Caamaño, pidieron acabar por fin con los rumores de una negociación con la banda.


  • 1