martes, 19 marzo 2019
18:48
, última actualización
Deportes

Dragutinovic: "Este año sí veo al Sevilla en Champions"

El emblemático central de Nervión analiza para El Decano un proyecto que no se detiene gracias al "buen trabajo del club".

el 11 oct 2014 / 10:01 h.

entrevista a Dragutinovic (ex-sevillafc) en dos hermanas. 09/10/14FO Entrevista al exjugador del Sevilla Ivica Dragutinovic. Foto: Inma Flores. Ivica Dragutinovic es uno de esos futbolistas que dejan impronta. En su caso, por unas cualidades deportivas que dieron mucho al Sevilla, con el que levantó la friolera de seis títulos, y por una personalidad que acabó arrastrando a la afición, para la que continúa siendo todo un ídolo. Y ese afecto no se consigue así como así. —Sigue ligado al mundo del fútbol y vinculado a Sevilla, una ciudad que no sólo ha sido importante dentro de su trayectoria sino también en su vida personal... —Para mí, Sevilla es el mejor sitio para vivir. Tengo tres hijas y dos de ellas cien por cien sevillanas. Mi hija mayor nació en Bélgica dos meses antes de firmar yo por el Sevilla, por lo que se puede decir que las tres son sevillanas. En cuanto a mí, quería descansar un año después de retirarme para poder disfrutar de mi familia y, poco a poco, quedarme en el mundo del fútbol. Creo que esta etapa puede ser buena tanto para mí como para mi familia. Zoran Vekic, que es muy amigo mío, tiene una agencia de representación desde hace veinticinco años y estuvo dos meses detrás de mí para que trabajase con él e ir poco a poco enterándome de cómo funciona este mundo. —¿Se ve distinto el fútbol siendo jugador y ahora con esta nueva ocupación que desempeña? —Totalmente distinto. Hay mucho que aprender de este trabajo y la experiencia de Zoran me viene muy bien. Llevo casi dos años con él. —Imagino que sigue al Sevilla. ¿Qué le parece? —Me sorprendió mucho el año pasado. Fue muy complicado al principio, pero la labor del presidente, Monchi y los directivos dando confianza a un entrenador como Unai Emery salió bien. El equipo ganó la Europa League y lo hizo todo muy bien. Me siento muy orgulloso de esta gente, de este Sevilla. Un título más viene muy bien a la afición. Fue una sorpresa, aunque, en realidad, en el fútbol no hay sorpresas, sino un trabajo detrás. —Imagino que se sentiría raro viendo al equipo disputar la final de Turín después de haber conquistado tantos títulos vistiendo su camiseta. Además, parece como si el Sevilla se hubiese empeñado en hacer sufrir a la afición con aquellas eliminatorias contra el Betis o el Valencia… —¡Me puse más nervioso que cuando jugaba! La final fue… muy complicada de ver. Sufrí mucho, la verdad. Sufrimos mucho para conquistar ese título. Vi todos esos partidos, pero al final, como dije antes, el fútbol es consecuencia de un trabajo. Fueron partidos de infarto. Sufrimos mucho, pero al final, tras un trabajo duro, logramos un título más. —No ha sido fácil el camino. El Sevilla de su época marcó un antes y un después y, además, dejó una sombra alargada que ha pesado mucho, demasiado diría... —Nosotros tuvimos la suerte de tener un equipazo, uno de los mejores de la historia del club. Ganamos cinco títulos en 15 meses. Es muy difícil eso, pero cuando un club como el Sevilla tiene detrás una secretaría técnica como la que tiene, un director deportivo como Monchi y un presidente como Del Nido y ahora Castro, seguro que gana muchos más. ¿Por qué? Porque toda la gente del club trabaja bien, sabe lo que debe hacer. No es fácil cerrar un círculo, una transición de tres o cuatro años y conseguir un equipo que gane títulos de nuevo. Es trabajo de todos ellos y también del míster; para mí, uno de los mejores de España. —Cuando Del Nido tuvo que dejar el cargo hubo incertidumbre. Él y Castro son personas distintas, pero el club vuelve a lograr éxitos... —Castro ha estado muchos años a su lado y prácticamente no ha cambiado nada. Me sorprendió lo de Del Nido, pero son problemas de la vida que hay que afrontar. El Sevilla no ha cambiado mucho y seguro que el año que viene jugaremos la Champions, que es lo más importante para el club. —¿Ve posibilidades reales de alcanzarla? —Yo veo muy bien al equipo. Seguro que tiene más posibilidades esta temporada. Hay futbolistas de gran nivel que se han marchado, pero, como dije antes, el trabajo de la secretaría técnica y de Monchi es muy bueno y va a entrar en la Champions. —¿Cree que está valorado? ¿Cómo se ve la labor de Monchi desde fuera? —Se valora muy bien en el fútbol europeo. Todo el mundo habla bien del Sevilla y se valora, sobre todo, este periodo de transición. Todo el mérito digamos lo tiene Monchi. El año pasado se fichó a 14 o 15 futbolistas y el equipo volvió a ganar un título. No es fácil eso. No podemos olvidar tampoco el trabajo de Emery. —¿Tanto le gusta Emery? —Me gusta muchísimo. Es un entrenador que vive con la plantilla. Estuve muchas veces con Rakitic y me hablaba muy bien de él. Es muy importante para un entrenador sentir la confianza de su plantilla, haciendo rotaciones además. —Pudo marcharse al Milan pero decidió quedarse... —Es que es muy importante sentir la confianza del club. No se puede olvidar lo que ocurrió al inicio de la temporada pasada, cuando el equipo estuvo muy mal. Emery tenía la confianza del club, de Castro y de Monchi. Eso le vino muy bien. Con esa confianza y esta plantilla… —Cambiemos de asunto. Ha llegado un futbolista, Kolo, cuyo fichaje me recuerda un poco al suyo... —Yo firmé prácticamente el último día. Él necesita un tiempo de adaptación al fútbol español, al club. Hay que dárselo. Yo tengo mucha confianza en Monchi. En estos 13 o 14 años ha demostrado que su trabajo vale muchísimo. Si le fichó, es por algo. Hay que dar tiempo a este futbolista. —Por último. ¿Le gustaría regresar al Sevilla algún día? —Nunca se sabe lo que puede ocurrir el día de mañana. Tengo mucho respeto a las personas que trabajan en el club y a la afición, que me dio seis años de gloria. Tengo un gran recuerdo y si el Sevilla me propusiera trabajar para él, seguro que diría ‘sí’.

  • 1